Santiago. La producción minera de Chile dará un gran salto al 2018, apuntalada por millonarias inversiones que permitirán afianzar su liderazgo en materias primas clave como el cobre y elevar su presencia en el oro, según cifras del gremio local Sociedad Nacional de Minería.

Durante un foro realizado este lunes, el presidente del organismo, Alberto Salas, estimó que la minería del cobre -del que Chile es el mayor actor mundial- alcanzará una producción de 8 millones de toneladas casi a fines de esta década.

Este nivel de producción equivale a un alza del 48% respecto a las 5,4 millones de toneladas del 2010.

Las buenas perspectivas para la industria cuprífera chilena se mantienen pese a que este año ha sido afectada por adversas condiciones climáticas, interrupciones operativas y huelgas.

El negocio del cobre es liderado por la minera estatal chilena Codelco y cuenta también con la fuerte presencia de gigantes internacionales como BHP Billiton, Anglo American y Xstrata.

El crecimiento de todo el sector minero resultaría de la ampliación de proyectos existentes en el campo del cobre, así como la entrada de gigantescos proyectos auríferos, como Pascua Lama y Cerro Casale, de Barrick.

Para el período 2011-2018, la cámara ve inversiones en el sector por unos US$70.000 millones.

En el rubro del oro, Chile aumentaría su producción a 120 toneladas para el 2018 desde las 40 toneladas del año pasado, mientras que en plata casi duplicaría su nivel hasta las 2.400 toneladas.

Según datos de Sonami, además de cobre, Chile lidera la producción de nitratos naturales, yodo, renio y litio, además de tener importante participación en molibdeno y plata.

La producción de hierro, en tanto, más que cuadruplicaría su nivel para alcanzar unas 40 millones de toneladas al final del período desde los 9,3 millones de toneladas del año pasado. El desarrollo de este sector será liderado por el grupo siderúrgico local CAP

Otros minerales como el litio, el yodo y el potasio también tendrían una participación importante, de la mano de la firma chilena SQM.