Lago Agrio. La incorporación de 206 nuevos pozos petroleros y el incremento de las reservas de petróleo del oriente ecuatoriano está vinculado a la mayor producción que registró la empresa estatal ecuatoriana Petroamazonas, cuya renta llegó en 2013 a US$9.101 millones, informó en el Distrito Amazónico el gerente de la empresa, Oswaldo Madrid.

Madrid hizo una exposición de cifras de su empresa en Lago Agrio, uno de los pozos más antiguos de la Amazonía ecuatoriana y que este año fue junto con Shushufindi- uno de los que registró incremento en su producción. “Nuestra cuenca todavía es prolífica y nos dará para muchos años más”, aseguró el petrolero.

“Tal vez no encontremos reservorios tan grandes como en el pasado”, dijo en referencia a que las reservas del nororiente tienen ya más de cuatro décadas en producción a gran escala y al respecto informó que su empresa explorará la presencia de unos 25.000 millones de barriles en una zona del suroriente con participación de la empresa chilena Enap y la bielorrusa Belorusneft.

Esas empresas estatales, socias de Petroecuador para la exploración del denominado bloque 28, invertirán US$23 millones en la exploración del potencial del sitio y otros US$300 millones en la fase de desarrollo.

La estatal ecuatoriana estima que en la zona nororiental posee reservas remanentes de 1.487 millones de barriles y en el 2013 extrajo 119 millones de barriles.

La renta petrolera del año anterior equivale al 28% de los ingresos del Presupuesto General de Ecuador, de US$32.366 millones.

Petroamazonas trabaja en 19 bloques petroleros, 85 campos y 1.208 pozos; emplea en la actualidad a unos 6.000 trabajadores y realizó inversiones por US$2.942 millones en doce proyectos.

Seis pozos exploratorios fueron exitosos en 2013 y aquello agregó reservas por 73,7 millones de barriles.