Washington. Estados Unidos cosecharía 1.424 millones de bushels (38,75 millones de toneladas) de trigo de invierno, la menor recolección en cinco años, por el efecto de una sequía sobre los rendimientos del cultivo, dijo este miércoles el Departamento de Agricultura (USDA).

Sin embargo, la previsión fue un 2% mayor de lo que habían calculado los operadores.

El USDA proyectó una producción de todos los tipos de trigo de 2.043 millones de bushels, una caída de 7% desde el año pasado, pero en línea con los cálculos del sector, de 2.037 millones de bushels.

Aparte, el USDA dijo que las existencias de maíz de Estados Unidos serían ligeramente mayores de lo esperado este verano boreal y también más grandes de lo previsto para el nuevo año de comercialización, aunque igual tendrían una situación "históricamente ajustada".

El departamento proyectó una cosecha récord de maíz de 13.500 millones de bushels (342,9 millones de toneladas) este año.

En los depósitos estadounidenses sólo quedarían unos 730 millones de bushels al cierre del año de comercialización actual.

Pero debido a una desaceleración de las exportaciones, ese nivel sería un 8% mayor de lo previsto por el USDA hace un mes y 10% más de lo esperado por los operadores.