Sao Paulo. La producción brasileña de vehículos se redujo un 20,2 por ciento en mayo en relación a abril y bajó un 15,3% en la comparación interanual, por el impacto de la huelga nacional de camioneros que obligó al sector a paralizar sus actividades durante varios días al final del mes pasado.

La industria produjo 212.300 vehículos en mayo, con lo que el total acumulado en los cinco primeros meses de 2018 es de 1,178 millones de unidades, informó el miércoles la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea).

Las ventas de vehículos nuevos se redujeron un 7,1% en la comparación mensual a 201.900 unidades en mayo, también afectadas por el paro de camioneros. En la comparación anual, las ventas subieron un 3,2%.

En el acumulado entre enero y mayo, las ventas de vehículos nuevos en Brasil subieron un 17% respecto al mismo período de 2017 a 964.800 unidades.