Sao Paulo. La producción automotriz de Brasil subió en agosto de este año por segundo mes consecutivo, dado que los fabricantes intentaron satisfacer la demanda del exterior y del país, donde las ventas crecieron a un nivel récord del mes, según datos de un gremio del sector.

La producción de automóviles y camiones en Brasil aumentó 3,4% en agosto frente a julio, y en 11,5% contra agosto de 2009, a 329.100 vehículos, dijo la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles de Brasil (Anfavea).

El mercado automotor de Brasil se ha beneficiado de un fuerte aumento del crédito local y una baja tasa de desempleo, lo que ha impulsado la demanda por vehículos en el último año.

Las exportaciones también han aumentado gracias a que los grandes mercados globales han retomado su crecimiento este año, tras la recesión mundial.

Las ventas de vehículos en Brasil saltaron en 3,5% mensual y en 21,2% interanual, a 321.800 unidades, con lo que marcaron un récord para agosto, según Anfavea.

Las exportaciones se incrementaron 0,8% en agosto frente a julio, y saltaron casi 55% interanual, a US$1.140 millones.

Importante mercado internacional. Brasil, la mayor economía de Latinoamérica, es un importante mercado para los fabricantes internacionales de automóviles, como la italiana Fiat, la alemana Volkswagen AG y las estadounidenses General Motors Co y Ford Motor Co.

Fiat mantuvo el liderazgo en el mercado automotor brasileño, con la venta de 69.709 autos y vehículos comerciales livianos en agosto, aunque 0,5% menos que en julio, mientras que las entregas de Volkswagen subieron 2,8%, a 62.147 unidades.

General Motors vendió 55.520 vehículos, 1,5% más que en julio de este año, mientras que Ford comercializó 29.418 unidades, con un incremento mensual de 2,6%.