Sao Paulo. Una empresa conjunta entre el mayor fabricante de camiones y el mayor productor de EE.UU. de maquinaria pesada en el mundo, NC2, anunció este miércoles la instalación de una planta de camiones en Brasil con el objetivo de ser una de las cinco más grande en el país sudamericano el año 2015, en un mercado dominado por las marcas europeas.

La empresa, formada en 2009, invertirá US$200 millones en Brasil de un total inicial de sus operaciones a nivel mundial de US$340 millones, dijo el presidente ejecutivo de NC2, Al Saltiel.

NC2 es una empresa formada en partes iguales entre Navistar y Caterpillar. En Brasil, la nueva empresa se centrará en las operaciones de camiones de ambas marcas, con el objetivo de tener fábrica propia en 2012, que recibirá futuras inversiones, adicionales al monto inicial de US$200 millones contemplados.

La iniciativa representa una reanudación de la atención de Navistar en Brasil, después que la compañía dejó de vender camiones en el mercado sudamericano en 2003 para dedicarse exclusivamente a las exportaciones a países como Sudáfrica y Chile.