Sídney. El productor australiano de gas Santos Ltd dijo este martes que iniciará conversaciones con Harbour Energy luego de recibir una propuesta de adquisición por US$10.400 millones de la compañía estadounidense, su cuarta oferta no solicitada desde agosto de 2017.

La oferta daría acceso a Harbour a una compañía recientemente renovada con un bajo costo de producción de petróleo y con participaciones en negocios de gas natural licuado (GNL) en la región Asia-Pacífico, donde la demanda está aumentando.

Las noticias de la más reciente oferta, el mayor intento de compra para una compañía australiana que cotiza en bolsa desde la propuesta de US$16.000 millones de Unibail-Rodamco por el gigante de centros comerciales Westfield Corp, dispararon las acciones de Santos, que cerraron con un alza de 16%.

Pero incluso si Santos acepta la oferta esta vez, el acuerdo final podría estar plagado de riesgos políticos y regulatorios, ya que la persistente crisis de abastecimiento de energía en Australia ha avivado los temores de que las empresas de propiedad extranjera pueden ignorar las necesidades domésticas.    

El banco de inversión RBC Capital Markets describió la oferta como un "golpe de gracia" en una nota a clientes enviada este martes.    

La oferta valora Santos, con sede en Adelaida, en US$6,50 australianos por acción, una prima del 28% sobre el último precio de cierre del papel de US$5,07 australianos.    

El último precio de oferta también es un 43% más alto que el primer intento de compra de Harbour el año pasado.    

Una adquisición estaría sujeta a las aprobaciones del Gobierno y será analizada por la Junta de Revisión de Inversión Extranjera de Australia (FIRB, por sus siglas en inglés), que brinda recomendaciones al Ejecutivo.