Brasilia. La Asociación Brasileña de Industrias del Calzado tiene en mente entrar en el mercado chino después de verlo como una amenaza.

"Es una inversión de roles: el enemigo de los consumidores" manifestó Roberto Ramos, consejero de la comercialización del Programa Brasileño de Calzado, para Folha.

Con ese objetivo ocho empresas brasileñas de calzado ya están mostrando sus productos en una exposición itinerante que comenzó en Hong Kong, luego en Pekín y finalizará en Shanghái.

Dicha idea cuenta con el respaldo de Apex (la Agencia Brasileña de Promoción de Exportaciones e Inversiones).