Beijing. Fuentes de la Federación de Industria y Socialización del Café de la provincia de Heilongjiang, en el noreste de China, anunciaron este lunes que seis unidades adscritas a la federación irán a Argentina para cultivar granos de café y utilizarán tecnología de tostado de Brasil para crear una marca de café china.

De acuerdo con el presidente de dicha federación, Di Guochen, "con la llegada de las cafeterías de Estados Unidos, Europa y la República de Corea a Harbin, capital de la provincia de Heilongjiang, la ciudad se ha convertido en los últimos años en una ciudad de cultura de café".

Durante los últimos tres años, más de 400 cafeterías se han establecido en Harbin y el volumen de consumo de café ha alcanzado unas 60 toneladas al mes.

"Actualmente, la mayoría de los granos de café en el mercado nacional provienen de las provincias de Yunnan y Hainan, ambas ubicadas en el sur de China, mientras que todavía se carece de granos de café de alta calidad", aseguró Di. "Normalmente, el mejor período para probar café es más o menos siete días después del tostado, y si la federación cultiva café en América Latina y cuece los granos en Harbin, los ciudadanos chinos no sólo pueden probar el café más original y barato con una mejor calidad, sino que también convertirá a Harbin en un centro de negocios de grano de café en China tras las provincias de Yunnan y Hainan".

Hasta el momento, la federación ha alcanzado un acuerdo de intento de inspección con una granja de 400 hectáreas en la provincia argentina de Río Negro, según el cual se cultivarán granos de café en Argentina y se establecerá una fábrica de tostado en Harbin en donde se introducirá la tecnología brasileña para crear la marca de café china.

Se espera que los productores chinos de café puedan almacenar en una zona franca los granos cultivados en Argentina después de su transporte a Harbin.

Tomar café constituye una tradición para Rusia, Japón y la República de Corea, países vecinos con China. Sin embargo, estos países no cultivan café y, por lo tanto, la ciudad de Harbin aprovechará la oportunidad para fomentar la exportación de café en dichos países con el fin de impulsar el desarrollo del sector en China.