Sidney. La segunda mayor refinería de níquel y la mayor mina de zinc de Australia restablecerán sus operaciones el fin de semana, después de que ambas fueron cerradas junto con otros productores de metales antes del paso del ciclón Yasi esta semana.

La planta de refinación QNI, de 30.000 toneladas por año, reanudará su producción el viernes y la mina de zinc Century será reactivada durante el fin de semana tras permanecer cerrada por medidas de precaución, dijeron el viernes los propietarios de las operaciones.

La mina de cobre Mount Isa y su unidad de fundición también reiniciarán sus actividades, dijo su propietario Xstrata, aunque no estaba claro cuándo reanudará sus tareas la refinería de cobre Townsville, de 300.000 toneladas por año, que está siendo revisada por daños.

La producción en la planta de refinación, ubicada cerca a la instalación QNI, fue suspendida el 2 de febrero.

"Una investigación preliminar de nuestras instalaciones portuarias no identificó ningún daño estructural importante, no obstante un detallado informe de auditoría de nuestro puerto de Townsville y de las operaciones de refinación aún está por ser completado como parte del proceso de recuperación", dijo el jefe de operaciones locales de Xstrata, Steve de Kruijff, en un comunicado enviado a Reuters.

El cierre de las plantas de refinación fue citado como un factor que disparó los precios mundiales del cobre a niveles récord esta semana.

El cierre de la refinería Townsville durante una semana representaría una pérdida de producción de entre 5.000 y 6.000 toneladas.

El jueves, el precio del cobre en la Bolsa de Metales de Londres subió a un récord de US$10.000 por tonelada.

Los analistas prevén que la limitada oferta de cobre a nivel mundial ayudará a disparar los precios a US$12.000 por tonelada, mientras la producción lucha por mantenerse al ritmo de la demanda en el 2012.