Tegucigalpa. A pesar del acuerdo salomónico que el gobierno y la industria alcanzaron este miércoles para redistribuir 12.000 toneladas métricas de arroz que se aprobaron a tres de los 23 molinos que operan en Honduras, los productores y transformadores pidieron al presidente de la República, Porfirio Lobo Sosa, castigo para los funcionarios involucrados en ese ilícito.

Las denuncias de representantes del sector público y privado por ese nuevo escándalo han estado dirigidas hacia el subsecretario de Agricultura, Juan ángel Artica Rivera, quien firmó la resolución N SSA 238-2011 que autoriza a los beneficios Andonie (3.000 TM), Choloma (3.000 TM) y Maturabe (6.000 TM) para que importen 12.000 toneladas de arroz granza.

Los sectores que participan en la denominada “cadena de arroz” se reunieron en las instalaciones de la Secretaría de Agricultura y Ganadería para debatir por espacio de cuatro horas una serie de propuestas para encontrar una salida equitativa para la distribución del producto importado desde Estados Unidos y que fue ingresado por Puerto Cortés.

El encuentro fue a puertas cerradas, pero se conoció que las deliberaciones estuvieron candentes por el malestar de los productores por la burla de que fueron objeto por parte de Artica Rivera al convocarlos a una reunión para abordar el tema de la importación del mencionado grano cuando esta ya había sido autorizada.

La reunión estuvo dirigida por el titular de la SAG, Jacobo Regalado, así como de la presencia de los subsecretarios de Comercio Interior y Exterior, Juan José Cruz y Melvin Redondo, respectivamente.
Castigo

En el encuentro de ayer, los productores e industriales dejaron claro que la importación está dentro del marco legal, lo que se ha cuestionado es la distribución en apenas tres molinos y por eso piden que se deduzcan responsabilidades a quienes pretendieron beneficiar a tres molinos en detrimento de 20 más.

Benjamín Toledo, presidente de la Asociación de Arroceros de Honduras, relató que desde el 2 y 14 de agosto pasado se emitieron las resoluciones para importar 4.000 y 12.000 toneladas métricas de arroz, pero la comisión fue convocada para abordar el tema hasta el 18 de agosto.

Añadió que en estas autorizaciones hay varias irregularidades, los derechos de los productores e industriales fueron violentados y por eso es que han pedido que se deduzcan responsabilidades a los que participaron en esta transacción.

Por su parte, Jacobo Regalado dijo que a raíz de esta polémica situación se vio obligado a remitir una nota a las autoridades de la Secretaría de Industria y Comercio para comunicarles que a partir de Juan ángel Artica Rivera quedaba desautorizado para firmar cualquier disposición o resolución vinculada al tema de importación de granos básicos.

El secretario de Agricultura y Ganadería dijo que él desconocía la resolución N SSA 238-2011 firmada por su subalterno, que a su criterio cometió una falta, pero no es la persona indicada para señalar si procede o no su separación.
Acuerdo

El arreglo alcanzado en la cadena de arroz parte de la propuesta de los productores de redistribuir entre todos los molinos las 12.000 toneladas métricas. De acuerdo con el secretario de Agricultura y Ganadería, en Puerto Cortés hay 7.000 toneladas de arroz que fueron importadas como parte del contingente de 12.000 toneladas.

Agregó que hubo anuencia de parte de los tres molinos que importaron el producto para que distribuyera el cargamento entre los 23 beneficios que participan en el Acuerdo 560-2011, que es el que regula las importaciones de arroz granza procedentes de Estados Unidos.

Por su parte, Toledo expresó su satisfacción por el acuerdo logrado, ya que se permite que todos los molinos puedan comprar el grano.