Tegucigalpa. Tras jornadas de negociaciones, el gobierno hondureño y los productores agrícolas acordaron fijar en 300 lempiras el quintal de maíz blanco.

La agroindustria comprará a los productores 790.000 quintales de maíz limpio y seco, una vez que haya salido la cosecha.

Las negociaciones para establecer el valor fueron presididas por el viceministro de Agricultura, Juan Ángel Ártica, y el valor fijado entre las partes corresponde al período 2010-2011.

De acuerdo al documento, la industria de las harinas del país se comprometió a comprar a los productores de la siguiente manera: 500.000 quintales por la empresa Demahsa, 200.000 quintales por Imsa, 40.000 quintales por Bachosa y 50.000 quintales por la Corporación Dinant.

La distribución de la compra de 790.000 quintales de maíz blanco será de 60% para la zona centro, oriente y sur, y el 40% para la zona noroccidental.