Pasar al contenido principal
Productores paraguayos de soja toman precauciones ante el posible regreso de “La Niña”
Lunes, Agosto 29, 2011 - 10:56

Ante el impacto del fenómeno climático “La Niña”, productores paraguayos han decidido adelantar un porcentaje del área de la siembra de la soja para distribuir los riesgos, dijo a la prensa el empresario Marcelo Torcida, de Garantía de Seguros.

Asunción. Existe un 40% de probabilidad de que se repita la sequía de 2008/09, pero también hay un 60% de indefinición, por lo que lo que vendrá muy bien que los productores tomen las precauciones pertinentes, con la siembra diversificada de la soja, en época y variedad, para distribuir los riesgos, alertó el experto en seguro agrícola, Marcelo Torcida.

En coincidencia con el aumento de la tendencia que se presente de nuevo en la próxima campaña agrícola el fenómeno climático “La Niña”, se ve una predisposición masiva de productores de adelantar un porcentaje del área de la siembra de la soja, para distribuir los riesgos, informó a la prensa el empresario Marcelo Torcida, de Garantía de Seguros.

“Un importante grupo de productores de Canindeyú, San Pedro y Alto Paraná solo esperan que aumente un poco la temperatura, disminuya el fresco, para iniciar la siembra de la soja, incluso desde la próxima semana, ante el aumento de la posibilidad de la instalación de La Niña, asociada en el Paraguay a sequía”, explicó Torcida.

Agregó que, a pesar de las limitaciones de las horas de luz, por el fotoperiodo de la soja, la decisión de adelantar la soja apostando por las variedades precoces, para buscar evitar que la fase reproductiva de la planta sufra la posible falta de agua y así tratar de salvar el cultivo de eventuales estrés hídricos.

Detalló que el aumento de la posibilidad del fortalecimiento del fenómeno La Niña se espera para la segunda quincena de diciembre de este año, según un pronóstico adelantado hecho en Estados Unidos, que alerta sobre un mes de enero 2012 con posibilidades de lluvias por debajo de lo normal.

Recordó que el año pasado, “gracias a Dios, no se cumplió en general el pronóstico de La Niña”, sino solo se dio en puntuales lugares, como Ñacunday. Sin embargo, las heladas y granizos que se están dando este año, con la misma intensidad de 2008, refuerzan el pronóstico de que se repetiría la sequía.

Insistió en que este año, los productores deberían tomar las precauciones, tal como se hizo ante los feos pronósticos del año pasado, para no jugarse mucho en una sola variedad, o en una sola época de siembra.

“Sabemos que el fotoperiodo es tan importante en la soja, como lo es la suma térmica diaria para el maíz, pero nuestra empresa de seguros apoyaría a los productores sojeros que diversifiquen, aunque no para que muevan totalmente la época de siembra recomendada (de octubre al 10 de diciembre), dependiendo de la zona. Nosotros veríamos con buenos ojos que una parte del área se pueda adelantar y acompañarían con coberturas de seguros”, acotó.

Agregó que cuando se pronostica un año neutro es cuando los meteorólogos no saben qué va a pasar.

“Con el fenómeno El Niño sabemos qué va a pasar (exceso de lluvias), con La Niña tenemos grandes chances de sequía, pero con el neutro, no sabemos si lo que va a pasar es llover más o menos”.

Recalcó que si se concentra la época de siembra en un momento crítico, se dispara la demanda de seguro. Con eso, obviamente, no habrá negocio para nadie si se concentran los problemas. Aunque suban los precios de las pólizas por la alta demanda, igual la pérdida sería enorme.

Autores

ABC Color (Paraguay)