Tegucigalpa. En los próximos días se reunirán los productores de granos básicos con la agroindustria para definir el nuevo precio local para el quintal de maíz blanco utilizado en la producción de harinas y para concentrados usados para la alimentación porcina, bovina y avícola, entre otros.

Los agricultores agremiados en la Asociación de Productores de Granos Básicos (Prograno) estiman que el nuevo precio que debe regir el denominado convenio de maíz reflejará el costo real de producción, más un 25% a 30% de utilidades.

Para el presidente de Prograno, Juan Valladares, en la actualidad se invierte alrededor de US$13,5 para producir un quintal de este grano y la agroindustria les paga US$13,7, precio en la planta procesadora.

Según el dirigente empresarial, un 25% representa un incremento de US$339,5 por quintal de este grano, para un precio total de US$1.697.

Por otra parte, un aumento de 30% al saco de 100 libras representaría un ajuste de US$407,4 para un precio final de US$1.765.

“El presidente Juan Hernández desea que nos reunamos con los representantes de la agroindustria en los próximos días para fijar el nuevo precio del maíz enmarcado en este convenio ante de comenzar a sembrar”, expresó el dirigente. Según Valladares existe condescendencia por parte de las empresas procesadoras de alimentos concentrados porque el precio de referencia vigente es de US$12,8 y ellos reconocen el costo del flete entre la zona de producción y la planta.

De manera previa, Prograno anunció que la cosecha anterior cerró con una disminución estimada a los dos millones de quintales de maíz y que el precio vigente los desincentiva a producir, porque tendrán problemas para honrar los créditos con la banca. Además, con estos precios internacionales de referencia en el mercado local no se garantiza que recuperarán las inversiones.

El productor confió que llegarán a un acuerdo satisfactorio para ambas partes porque la agroindustria registra importaciones anuales de entre 7 y 9 millones de quintales de maíz amarillo exonerada de pagar un arancel de 45%.

“Además, el quintal de esta materia prima se cotiza a un precio equivalente inferior a los US$12,6”, dijo y agregó que pese a este comportamiento favorable para avicultores, ganaderos y porcicultores, esto no se reflejó en el precio del cartón de huevos, la libra de carne de pollo, así como en el precio de la carne de res y cerdo y en el litro de leche.

Especulación. Por su parte, el directivo de la capitalina feria del agricultor, Jimmy Ponce, expresó que en esta semana se encareció en US$7,51 el precio de la carga de frijol en los mercados capitalinos. “Las 200 libras de frijol se cotizaron esta semana en US$85,19”, indicó.

El dirigente fue del parecer que en la bodegas de los mercados capitalinos existen inventarios de este grano básico, por lo cual se descarta que exista desabastecimiento. “Cuando los intermediarios, sin embargo, deciden elevar el precio de este producto, lo esconden para generar carestía. Ahora escuchamos las declaraciones de productores y funcionarios y es casi seguro que veremos un aumento al precio de los granos básicos”, denunció.

Para Ponce, además, influye el apetito que tengan los intermediarios y los consumidores de El Salvador por el frijol hondureño.