El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Norberto Yauhar, afirmó que los productos argentinos están "avanzando estratégicamente" en el mercado chino y adelantó que el Estado financiará la instalación de una plataforma comercial en Beijing.

Esta plataforma será "para permitirle a todo el sector empresario que tenga la oportunidad de llegar a un gran mercado y abrir las puertas del desarrollo y la producción", explicó.

Yauhar participó en el acto por el primer embarque a China de 23 toneladas de quesos producidos por firmas integrantes de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel), de un convenio que involucra 200 toneladas.

"Además de la soja y derivados, hemos progresado en productos vitivinícolas, pesca y carnes, donde estamos tratando de cerrar un paquete de liberación de cuota extra Hilton. Y también nos han pedido alrededor de un millón de toneladas de cebada", destacó el ministro.

Al acto realizado en la terminal portuaria de Dock Sud asistieron los subsecretarios de Lechería, Arturo Videla, y de Integración Nacional, María del Carmen Alarcón, además del titular de Apymel, Pablo Villano, y del embajador de China, Yin Hengmin.

El primer container de ocho que se enviarán a China contiene tienen distintos tipos de quesos, como muzzarella, muzzarella light, gouda, provolone y reggianito.

Esto, y al margen del volumen, permite "descomprimir el mercado interno y representa el desembarco de las Pymes lácteas en el gigante asiático", destacó Villano, agregando que "los precios de venta de los quesos en China representan valores similares a los que se obtienen en el mercado local (una muzzarella ronda los US$5 por kilo)".

Además, consideró que la operación favorecerá "un equilibrio en el negocio".

Por la sobreoferta de lácteos, los valores pagados a los productores y a las pequeñas y medianas industrias del sector se mantuvieron relativamente estables en 2011, pese a que los costos fueron en ascenso, según explicó Villano.

En tanto, Yauhar resaltó que, junto con el envío de productos de gran valor comercial, "el pequeño productor argentino, a través del asociativismo, puede tener acceso a un mercado tan importante".

Los embarques de quesos son realizados por dos empresas medianas de Córdoba que son Capilla del Señor, de Villa María, y la Cooperativa de Arroyo Cabral.

El ministro agregó que "la crisis del mundo ha cerrado mercados históricos de la Argentina y esos mercados rápidamente tienen que ser reemplazados por otros de países en algunos casos emergentes, con buena situación económica".

Además, adelantó, en ese sentido, que para marzo está prevista una nueva misión con empresarios a China, mientras en el año se realizarán gestiones en India, Turquía, México y se buscará fortalecer el mercado venezolano, entre otros destinos.

El embajador Hengmin destacó la "visión estratégica" de Argentina al explorar el mercado chino.

"Lo que hacen hoy es el comienzo, es simbólico, pero es muy importante. Tradicionalmente el pueblo chino no consume queso, pero el intercambio con el exterior está cambiando la tradición, y ya hay un pequeño porcentaje de nuestra gran población que demanda el producto y va a aumentar el consumo en el futuro", afirmó.

Hengmin sostuvo que "los empresarios argentinos necesitan ser más agresivos para entrar en el mercado chino, que es grande y abierto. No sólo necesitamos soja y aceite de soja, necesitamos más productos del campo argentino", aseveró.