Washington. Los niños de Estados Unidos pronto estarán bebiendo leche saborizada con menos calorías y menos azúcar, según un nuevo programa nacional.

Denominado MilkPEP, el programa informó este lunes que los cartones de leche saborizada contendrán menos de 150 calorías y 22 gramos de azúcar total en promedio durante este año escolar.

La leche brinda calcio, vitamina D y potasio, claves para la dieta y el desarrollo de los niños, pero que suelen escasear en la alimentación de los jóvenes, según las Guías Alimentarias 2010 para los Estadounidenses.

MilkPEP indicó que la leche es la fuente alimenticia número uno de estos nutrientes esenciales en Estados Unidos.

Los cartones de leche saborizada portarán apenas 31 calorías más que la leche común, como resultado de un proceso de cinco años de reformulaciones industriales que apunta a "brindar productos nutritivos nuevos con el mismo agradable sabor que los niños aman", expresó MilkPEP.

La tendencia saludable entre los procesadores de leche reducirá un 38 por ciento el azúcar agregado en la leche chocolatada libre de grasa y con bajo contenido graso.

"Hay muchos niños que no quieren tomar leche común sola; realmente aman tomar leche saborizada y eso es muy importante por los nutrientes esenciales que se encuentran en la leche", indicó la presidenta ejecutiva de MilkPEP, Vivien Godfrey.

"Es un feliz equilibrio entre ciertos azúcares agregados, pero asegurándonos de que los niños realmente tomen la leche en lugar de recibirla en el almuerzo pero no beberla realmente", agregó Godfrey.