Un programa de eficiencia energética que busca ahorros por US$7.838 millones entre el 2010 y el 2020 fue presentado recientemente en ministerio de energía de Chile.  

La estrategia -que tendrá un formato definitivo en julio de este año- busca nuevas políticas y acciones para el ahorro de energía en cinco áreas.

En el área de edificaciones, se busca el diseño de edificios con altos estándares de eficiencia, así como también en el segmento de productos y servicios de construcción, para ahorro de energía. Para ello, la idea es hacer un sistema de clasificación. Aquellos denominados por la letra A, serán los insumos más eficientes, mientras lo de que tengan la letra G, serán los menos eficientes, según informa La Segunda.

En el segmento de la industria y minería, mediante la implementación de tecnologías eficientes y el fomento y promoción de la cogeneración eléctrica, se pretende abarcar el sector.  El sector eléctrico, en tanto, promoverá una mayor eficiencia en la construcción de centrales de generación.

Demanda energética. Respecto a este ítem, se preveé un ahorro, en el mejor de los casos, a un consumo equivalente a 2,3 millones de familias en un año.

En el caso de un panorama más pesimista, se podría ahorrar un consumo equivalente a 1,2 millones de familia en un año, se informó.