Buenos Aires. La cosecha argentina de maíz del ciclo 2011/12 sería de 21,3 millones de toneladas, por debajo de los 22 millones de toneladas previstos la semana pasada, debido al impacto de una sequía, dijo este jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

La Bolsa explicó que la nueva estimación tiene como premisa que se mantengan las condiciones climáticas favorables para el cultivo, tras las recientes lluvias que beneficiaron al cereal 2011/12 luego de una larga sequía causada por el fenómeno climático La Niña.

El país sudamericano es el segundo mayor proveedor internacional de maíz, pero la falta de agua durante diciembre y principios de enero golpeó al cereal en una etapa clave de su desarrollo y generó fuertes pérdidas de rendimientos.

"Hacia el oeste de Buenos Aires y el norte de La Pampa, el grueso de los lotes tempranos se encuentra en etapas avanzadas de llenado de granos, en condiciones regulares a malas", dijo la Bolsa en su informe semanal.

Buenos Aires es la principal provincia agrícola de Argentina, mientras que La Pampa también es una de las más importantes.

Hasta este jueves, los agricultores locales habían sembrado el 99% de los 3,7 millones de hectáreas que se destinarían al maíz de uso comercial 2011/12, cuya implantación se vio demorada por el déficit hídrico.

"Luego del paso del frente de tormenta (el martes y el miércoles pasados) se registrará el ingreso de vientos desde el sector sur y sudeste, que provocarán un descenso de la temperatura y brindarán una pausa a la ola de calor", declaró la Bolsa.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) recortó este jueves su pronóstico de producción de maíz de Argentina a 22 millones de toneladas, desde los 26 millones que había calculado en enero.

Soja y girasol. Las lluvias que cayeron en los últimos días en la principal zona agrícola de Argentina también fueron beneficiosos para la soja 2011/12, que también fue afectada por la sequía, aunque en menor medida que el maíz, manifestó la Bolsa de Cereales.

Argentina es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja y, según la entidad, los productores finalizaron la siembra de la oleaginosa, que tendría una cosecha de 46,2 millones de toneladas, con un área de 18,85 millones de hectáreas.

"Los cuadros se ven renovados luego de las lluvias acumuladas durante enero y lo que va de febrero", expresó la Bolsa, aunque señaló que "la tardía y lenta recuperación hídrica también afectó la siembra de segunda, retrasando el momento de implantación del cultivo y en consecuencia provocando mermas sobre el rinde potencial".

El USDA este jueves redujo su pronóstico para la cosecha de soja argentina 2011/12, a 48 millones de toneladas, desde los 50,5 millones estimados en enero.

Con respecto al girasol 2011/12, la Bolsa dijo que, hasta este jueves, los productores habían recolectado el 23% de los 1,86 millones de hectáreas sembrados con la oleaginosa, cuya cosecha sería de 3,5 millones de toneladas.