La federación de empresas de turismo, Fedetur, propuso al ministro de Economía, Fomento y Turismo, Juan Andrés Fontaine, planificar un polo de re-desarrollo turístico en torno a balnearios de la VI, VII y VIII regiones que quedaron fuertemente dañados por el sismo, tales como Dichato, Curanipe, Coliumo y Pelluhue, entre otro

La idea es generar un modelo de desarrollo turístico, planificado y sustentable, creando la infraestructura pública necesaria y los servicios turísticos adecuados, abriendo así las puertas a una diversificación de oportunidades económicas en zonas que cuentan con gran vocación turística y están dotados de grandes atractivos, pero que hasta antes del terremoto estaban sólo parcialmente desarrollados

De acuerdo a Eugenio Yunis, Vicepresidente Ejecutivo de FEDETUR, “un polo turístico sustentable se convierte en una fuente generadora de grandes y diversas oportunidades económicas, que a su vez generan ingresos para la población local, siempre que se planifique bien, con criterios de sustentabilidad, con participación de la comunidad y estableciendo claras normas para la inversión privada local y externa; esto convertiría a los balnearios de esta zona en nuevos destinos favoritos para turistas chilenos y extranjeros, lo cual permitiría además desconcentrar el turismo costero chileno hacia las regiones de O’Higgins, Maule y Bío-Bío”.

Un plan de este tipo requiere un estudio de ordenamiento territorial que defina zonas y tipos de uso de suelo compatibles con los riesgos y vulnerabilidades de tipo ambiental, y también con los tipos de infraestructura y servicios turísticos que se considera posible desarrollar. Además, debiera definir una tipología de productos turísticos potencialmente rentables, basada en un análisis de los mercados nacional y de países vecinos. Solamente un desarrollo turístico ordenado y acorde con las capacidades de carga turística local tiene asegurada su sustentabilidad ambiental y económica en el largo plazo.

Esta propuesta, que también fue presentada a la Directora de SERNATUR, Jacqueline Plass, está siendo acogida con interés por el Gobierno que puede recurrir a la experiencia internacional que se ha aplicado con éxito en otros países que han sufrido similares desastres naturales en zonas costeras.