Buenos Aires. El gremio de compañías de transporte de carga en camión de Argentina lanzó este miércoles una huelga por tiempo indefinido que podría perjudicar las exportaciones agrícolas del país, uno de los mayores proveedores mundiales de alimentos.

La Federación de Transportadores Argentinos (Fetra) no está enviando camiones con granos a los puertos de la provincia de Buenos Aires y señaló que, si el gobierno provincial no regula la tarifa mínima para el transporte de cargas, extenderá la medida a Rosario, el principal puerto agrícola de Argentina.

Hasta el momento la protesta sólo afectó la llegada de camiones a los puertos sureños de Bahía Blanca y Quequén, aunque la actividad exportadora se mantuvo con normalidad.

"El paro (huelga) ha tenido un acatamiento terrorífico. No hay un camión de cereal que ande por la provincia de Buenos Aires y los puertos de Quequén, Bahía Blanca y Ramallo están paralizados", dijo Miguel Bettilli, secretario general de

Fetra. Los puertos de Bahía Blanca y Quequén son la segunda y tercera mayores terminales agrícolas de Argentina, y en ellos operan las multinacionales Cargill , Toepfer, Dreyfus y Glencore, y la local ACA, entre otras compañías.

No obstante, si la protesta de los transportistas se extiende a la zona portuaria de Rosario, de donde sale cerca del 80% de las exportaciones argentinas del sector, podrían generarse importantes demoras en la carga de barcos.

"El paro es por tiempo indeterminado y si en 48 horas no hay arreglo con la provincia (de Buenos Aires) se cortan todos los puertos de Santa Fe y Rosario", dijo Bettilli, que añadió que aún no hay una reunión prevista con las autoridades.

Fetra reclama al gobierno de Buenos Aires que regule la tarifa mínima para el transporte de granos en la provincia, como también la asignación de contratos por localidad.

"En cuanto a la actividad comercial en Bahía Blanca, está todo normal, lo que está más frenado es la logística", dijo Gabriel Foco, economista de la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca, que señaló que la terminal más grande del puerto recibió algunos camiones el miércoles.

Las empresas exportadoras por lo general poseen reservas de mercadería, lo que les permite continuar con la carga de barcos por unos días, sin renovar sus reservas de productos.