Santiago. Trabajadores tercerizados de la estatal chilena Codelco, la mayor productora mundial de cobre, mantenían paralizadas sus actividades el miércoles en demanda de mejoras en sus beneficios, mientras la empresa estimó en 27 millones de dólares la pérdida diaria por el impacto del conflicto.

Los operarios afiliados a la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC) exigen que se instale una mesa de diálogo con la firma para mejorar el actual "Acuerdo Marco", para lo cual presionan desde el martes con bloqueos de vías y otras paralizaciones, afectando al menos a cinco de las divisiones de la minera.

"La paralización continúa; los trabajadores se encuentran bloqueando los accesos a las divisiones de Codelco", informó a Reuters el gremio.

Cuerpos de seguridad han actuado en algunos puntos para desmontar barricadas instaladas por los manifestantes.

En un comunicado la noche del martes, Codelco cifró en US$27 millones la pérdida diaria por la paralización y dijo que un alza en los beneficios "y sus costos asociados, no son compatibles con las actuales condiciones del mercado del cobre, de la realidad económica del país y la sustentabilidad de los proyectos estructurales".

Los trabajadores contratistas cuestionan la negativa de la empresa a sentarse para negociar el acuerdo como lo ha hecho bianualmente desde que se firmó en 2007, durante el primer Gobierno de la actual presidenta Michelle Bachelet.

Codelco impulsa un multimillonario plan de inversiones en los llamados proyectos estructurales, con los que busca contrarrestar la caída en las leyes minerales de sus depósitos, en momentos en que el valor del cobre ha golpeado fuertemente sus ingresos.

La empresa detalló que "acceder a las demandas de las organizaciones supra-sindicales significaría un impacto de cerca de 1.000 millones de dólares en el largo plazo para la corporación".

La firma llamó a las empresas y trabajadores contratistas a retomar el diálogo y respetar el Acuerdo Marco -del que es facilitador-, que se encuentra plenamente vigente.

Los trabajadores contratistas cuestionan la negativa de la empresa a sentarse para negociar el acuerdo como lo ha hecho bianualmente desde que se firmó en 2007, durante el primer Gobierno de la actual presidenta Michelle Bachelet.

El jefe de la estatal, Nelson Pizarro, se reunió en la víspera con empresas contratistas para analizar los efectos de las movilizaciones y solicitar una pronta solución al conflicto.

En tanto, la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC), que agrupa a los trabajadores de nómina, dijo que respetaba la autonomía de los empleados tercerizados de plantear sus demandas siempre que no afecten la seguridad del resto de los operarios y no pongan en riesgo las instalaciones de la firma.

Las ganancias de Codelco, que entrega sus utilidades al Estado, cayeron un 42 por ciento en el primer trimestre a 312 millones de dólares debido principalmente a la debilidad del precio del cobre y pese a una reducción en sus costos.