Lima. Los opositores a un enorme proyecto minero de Newmont en Perú rechazaron el miércoles detener su protesta a la espera de la cancelación definitiva del plan, una medida que podría ensombrecer el futuro de uno de los pilares de la economía del país.

Newmont Mining anunció en la víspera la suspensión temporal de Minas Conga, un proyecto de unos US$4.800 millones ubicado en el norte de Perú, luego de fuertes protestas de pobladores vecinos que temen que su operación afecte al medio ambiente.

El sector minero peruano, responsable del 60% de las exportaciones del país y que goza de altas ganancias por los buenos precios de los metales, es constantemente blanco de protestas ambientalistas, sociales y demandas laborales.

"Reclamamos que el Gobierno emita un dispositivo de carácter legal por el cual se cancele el proyecto", dijo a Reuters Wilfredo Saavedra, presidente del Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca, región donde está ubicado el proyecto.

La compañía operadora de Minas Conga, Yanacocha, dijo que suspendió el desarrollo del proyecto a exigencia del Gobierno y en busca de generar en el "más breve plazo" las condiciones para que el Estado, la empresa y la población retomen una relación de confianza.

"Vamos a continuar con la paralización, no podemos tener las más mínima confianza en Yanacocha y si han decidido suspender sus operaciones deben retirar su maquinaria, así bajarían la tensión que hay en la zona y podríamos levantar la paralización", afirmó Saavedra.

Gregorio Santos, presidente de la región de Cajamarca, dijo por su parte que la garantía de la cancelación definitiva del proyecto es requisito para detener el conflicto.

La protesta contra Minas Congas comenzó la semana pasada y el martes dejó varios heridos tras fuertes choques con la policía en Cajamarca, pese al compromiso del Gobierno del presidente Ollanta Humala de buscar una solución.

Yanacocha planea producir en Minas Conga desde 2014 entre 580.000 y 680.000 onzas de oro anuales en sus primeros años de operación. En suma, tiene 8.9 millones de onzas de oro que a precios actuales asciende a 15.000 millones de dólares.

Mal precedente. Para el analista político y experto en conflictos Ricardo Vásquez, la decisión de suspender Minas Conga sienta un mal precedente en la industria, pues deja la sensación de que el gobierno ha cedido a las presiones de una protesta.

"Lo que va a pasar es que a todos aquellos que no quieren minería ya saben que es lo que tienen que hacer para que el gobierno ceda (...) no creo que haya grandes inversiones que vengan con estas muestras de debilidad", afirmó.

Vasquez agregó, además, que ve muy difícil establecer un dialogo con los líderes de las protestas en Cajamarca.

Medios locales han acusado al dirigente Saavedra, un abogado que estuvo 10 años preso por pertenecer al grupo rebelde de izquierda Tupac Amaru, de promover el conflicto en busca de una agenda radical. Saavedra ha afirmado, sin embargo, que su pasado no debe ser usado en su contra.

En el sétimo día de protesta en Cajamarca, los vuelos domésticos del principal aeropuerto de la zona seguían suspendidos, en medio de bloqueos de carreteras, problemas de abastecimiento de alimentos y restricción del comercio.

Un portavoz de Yanacocha dijo a Reuters que la maquinaria como vehículos de transporte de mineral y escavadoras permanecían en el campamento de Minas Conga, con el resguardo de la policía y agentes de seguridad de la compañía.

Yanacocha -que opera en Perú una de las mayores productoras de oro de Latinoamérica- ya sufrió hace años protestas en Cajamarca por temores medioambientales y en 2004 tuvo que abandonar la exploración de su proyecto Cerro Quilish.

Para el desarrollo del proyecto de Newmont se planea trasvasar el agua de cuatro lagunas a tres reservorios en Cajamarca. Dos de las lagunas serán utilizadas para depositar desechos o relaves. Los manifestantes temen que el plan afecte las fuentes y filtraciones naturales de agua en la zona.

Humala busca aplacar más de 200 conflictos relacionados con proyectos mineros y de petróleo en Perú, donde un tercio de la población vive en la pobreza a pesar del auge económico de los últimos años. Sólo los proyectos mineros contemplan inversiones de al menos US$45.000 millones en la próxima década.

Perú es el segundo mayor productor mundial de cobre y zinc, el primero de plata, el cuarto de plomo y el sexto de oro.