El gobierno neuquino dio de baja una nueva área concesionada a YPF, que se suma a otras dos reversiones dispuestas la semana pasada, al tiempo que advirtió sobre la necesidad de que se pongan en marcha "inversiones sustanciales para que en plazos perentorios" entren en producción los reservorios de gas y petróleo no convencionales de las formaciones Vaca Muerta y Los Molles.

"El gobierno de la provincia del Neuquén en la fecha ha procedido a decretar la caducidad de la concesión del área hidrocarburífera en explotación, bajo la denominación "Don Ruiz" con una extensión de 109,1 kilómetros cuadrados, cuyo titular y operador es YPF S.A. Motivó dicha decisión la falta de inversiones en este bloque", se informó oficialmente.

"Don Ruiz" es considerada un área de reservorio de gas no convencional.

Las áreas revertidas con anterioridad fueron Chihuido de la Salina Sur y Portezuelo Minas, que comprenden una superficie de 242,4 kilómetros cuadarados.

El gobierno de Jorge Sapag señaló que la decisión se enmarca en el Acuerdo Federal de Hidrocarburos firmado entre el Estado Nacional y las provincias productoras, en el seno de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi), "con el objetivo de aumentar la producción de hidrocarburos tendiente a lograr el abastecimiento del país; generar trabajo argentino, ahorrar divisas y atraer más inversiones".

En las últimas semanas, las provincias de Santa Cruz, Chubut, Neuquén, Río Negro y Mendoza ya dieron de baja áreas concesionadas a YPF.

Durante la víspera, la petrolera informó que presentó una medida cautelar ante la Corte Suprema de Justicia en reclamo por la quita de concesiones de parte de Chubut y que hará lo propio en todos los casos en que alguna de las provincias petroleras reviertan áreas que se encuentren dentro de su órbita de explotación.

El gobierno neuquino, al dar a conocer la nueva caducidad, recordó que "la cuenca neuquina que abarca unos 120.000 kilómetros cuadrados se extiende además del territorio neuquino, el sur de Mendoza, el oeste de Río Negro y el suroeste de La Pampa y contiene reservorios de gas y petróleo no convencionales en las formaciones Vaca Muerta y Los Molles y ha sido calificada como una de las cuencas más importantes del mundo por instituciones y evaluadores de reconocida solvencia internacional".

A renglón seguido advirtió que "estas áreas que representan importantes recursos convencionales y no convencionales, requieren de inversiones sustanciales para que en plazos perentorios se ponga en valor a los mismos, a los efectos de aportar producciones adicionales tanto de petróleo como de gas natural que permitan cumplir con los objetivos que de común acuerdo han establecido el gobierno nacional y las provincias productoras".

"La provincia del Neuquén alentará y buscará los inversores necesarios para desarrollar en asociación estas áreas y otros yacimientos en los que no se han efectuado las inversiones suficientes de acuerdo a lo establecido en la ley. A tales efectos estas áreas pasarán al dominio de la empresa estatal provincial, Gas y Petróleo del Neuquén S.A., quien continuará con sus acciones de exploración y explotación", enfatizó el comunicado.