La caducidad por falta de inversiones en yacimientos de Santa Cruz en manos de YPF permitirá al Estado provincial "una participación mayor en el esquema y el negocio petrolero", afirmó el vicegobernador, Fernando Cotillo.

El funcionario formuló declaraciones luego del acto de este miércoles en el puesto Ramón Santos, en el límite con Chubut, donde el gobernador Martín Buzzi y su colega santacruceño, Daniel Peralta, anunciaron la medida adoptada en conjunto, que enmarcó en "una historia común" entre ambas provincias petroleras.

El decreto de reversión de las áreas petroleras Los Monos, Cerro Guadal Noreste y Cerro Piedras, en el golfo San Jorge y cuya nueva adjudicación se hará asociada a la empresa estatal Fomento Minero Santa Cruz (Fomicruz), deberá ser aprobado por la Cámara de Diputados.

El jefe del bloque oficialista, Rubén Contreras (FPV), manifestó a medios locales que los fondos que percibe Santa Cruz por regalías "se habrían duplicado si YPF hiciera las inversiones correspondientes".

"Yo les sacaría todo", dijo este jueves el legislador, y apuntó al "abandono total" de pozos en los que "no se realizan siquiera las tareas de mantenimiento de las instalaciones", por lo que "pozo que no funciona, se para", situación que en las áreas revertidas afecta "la gran mayoría" de las torres petroleras.

Contreras aseveró que "no hay inversión en baterías, oleoductos, recuperación secundaria" y otros aspectos de la producción.

Además, cuestionó la falta de inversiones de YPF en "áreas más importantes", y consideró que la participación de la provincia en las nuevas adjudicaciones debería ser "de, por lo menos, un 25% o un 30% en la explotación".

El decreto del Ejecutivo "será tratado a la brevedad" en cuanto llegue a la legislatura provincial, dijo Contreras, y estimó que eso será "en los próximos días".

El director de Fomicruz, Miguel Angel Ferro, señaló que la minera santacruceña ya se hizo cargo en otras oportunidades de áreas secundarias, aumentando los ingresos de 200 mil a 12 millones de pesos -sin contar regalías- entre 2008 y 2011, a partir de mayor exploración y la incorporación de nueva tecnología.

Datos de la Secretaría de Energía de la Nación citados por el diario La Opinión Austral, indican que las áreas revertidas produjeron en 2011 de unos 62.000 metros cúbicos de petróleo, lo que equivale a aproximadamente 380 mil barriles, que a precios actuales rondan los 100 millones de pesos (US$22,9 millones).

Según ese informe, esos yacimientos que Santa Cruz concesionará a otras empresas para su explotación asociada a Fomicruz suman reservas por unos 9,5 millones de barriles de crudo.

Peralta dijo la semana pasada que un reclamo similar al planteado a YPF corre para las áreas de petróleo y gas concesionadas a Petrobrás en la Cuenca Austral, en las que "la desinversión es mucho más grande".

Ese tema fue abordado recientemente con el embajador de Brasil en la Argentina cuando éste le entregó "una nota que le hizo llegar la empresa", comentó el mandatario.

El gobierno provincial expuso en esa reunión su posición al respecto, indicó Peralta, y agregó que entre el 15 y el 20 de este mes viajará a Brasilia para entrevistarse con la presidente de Petrobrás.

Si las operadoras "no están en condiciones o no les interesa" invertir, Santa Cruz "se hará cargo de las áreas revertidas", ya que hay varias empresas interesadas, afirmó el gobernador, para buscar "el autoabastecimiento" nacional en hidrocarburos y "las inversiones que no se hicieron".