Shijiazhuang. La provincia septentrional china de Hebei, donde se produce una cuarta parte del acero de China, registró un fuerte crecimiento de los beneficios en la primera mitad del año tras la drástica caída de precios del año pasado, según informó la asociación provincial de la industria metalúrgica.

Los fabricantes de acero de la provincia lograron unos beneficios de 15.000 millones de yuanes (2.200 millones de dólares) en los primeros seis meses, una subida interanual del 181 por ciento. El margen de beneficio se situó en el 3,02 por ciento, precisó hoy sábado la entidad.

63 de los 78 fabricantes de acero computados en la provincia fueron rentables durante el mismo periodo, un aumento del 15 por ciento interanual, según los datos de la asociación.

El repunte tuvo un efecto reparador que contribuyó al notable crecimiento de este año tras la caída de precios, explicó Song Jijun, subdirector de la asociación.

El precio de una tonelada de acero en la segunda mitad del año pasado era más barato que el de una tonelada de agua purificada debido al grave exceso de capacidad y la atonía de la demanda en medio de la desaceleración de la economía.

La provincia, donde están siete de las 10 ciudades más contaminadas de China, planea recortar la producción total de acero, cemento y carbón en 160 millones de toneladas, y reducir la de vidrio en 36 millones de cajas para 2017 respecto a los niveles de 2013.