Lima. Sierra Exportadora y la Cooperativa Agraria Cafetalera Satipo, vienen trabajando en el mejoramiento del café de la selva central, a través de escuelas de campos y cataciones móviles, las cuales se realizan en las mismas comunidades donde se produce el café.

Dicha cooperativa acude a los pueblos de la zona, para enseñar a los productores a identificar los defectos de este grano y a catar un buen café, a fin de mejorar la calidad del producto.

Actualmente esta iniciativa se realiza en el pueblo de Bajo Huahuari, distrito de Rio Negro, en la región Junín. Se estima que en breve pueda realizarse en otros pueblos de la selva central.

El jefe del control de calidad de café de la Cooperativa Satipo, Hardy Velásquez Mongue, quien también es catador es el encargado de enseñar dichas labores.

Explica que en primer lugar se enseña a identificar de manera sensorial y física los defectos del café, debido a que a través de los sentidos como el aroma, color, cuerpo y sabor.

De esta manera, los productores podrán reconocer los granos partidos, con hongos, negros y agrios, los cuales deben ser separados de inmediato para que sus cultivos en buen estado no se vean afectados.    

“Ellos también aprenden a catar un buen café para poder identificar un producto de calidad, y al saberlo, les van a generar muy buenas ganancias", indicó Velásquez Mongue.