Paris. Los precios de los granos, que ya se encuentran en su mayor nivel en dos años, seguirían subiendo hasta normalizarse en el 2012, a medida que los altos valores incentivan a los campesinos a sembrar más, dijo el jefe del gigante de los agronegocios Bunge al diario Financial Times.

"En los próximos 12 meses, creo que verás volatilidad en los precios", dijo Alberto Weisser en una entrevista publicada este miércoles.

Los precios de los granos se dispararon en el 2010 debido a problemas en las cosechas de Rusia y Australia.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación dijo la semana pasada que espera que la oferta global siga ajustada durante la actual y la próxima cosecha, a pesar de una producción mayor a la esperada, debido a que la demanda también ha crecido.

Sin embargo, Weisser, presidente ejecutivo de Bunge, relativizó la preocupación sobre que la inflación por alimentos llegó para quedarse, según el Financial Times.

Asumiendo que una cosecha normal en el Hemisferio Sur sea seguida por otra saludable en el norte, los precios empezarán a normalizarse en el 2012, dijo Weisser al diario.

"No me preocupa para nada. Creo que hay suficientes tierras disponibles, hay suficiente agua disponible", dijo el ejecutivo.

Weisser dijo que, con un maíz estadounidense a más de US$6 por bushel y una soja apenas por debajo de US$14 -su mayor nivel en dos años-, los campesinos brasileños incrementarán la siembra, lo que elevaría la producción.