La caficultura hondureña cerrará la temporada 2009-2010 con cifras históricas y se proyecta que el valor exportado oscile entre US$550 y US$600 millones.

En once meses de la presente cosecha, el volumen exportado alcanzó 4.096.010 quintales de 46 kilogramos, superior en 231.185 sacos a lo registrado en igual periodo del año cafetero 2008-2009, cuando fue de 3.864.824 quintales.

El Instituto Hondureño del Café (Ihcafé) ha pronosticado que el volumen exportado será 4.6 millones de quintales, ejecutándose hasta la fecha 89%, quedando pendiente de vender en el mercado internacional 503.989 sacos para lograr el objetivo.

"Creo que la meta de exportación se puede alcanzar, la producción del grano ha sido aceptable y los precios en el mercado internacional han motivado a los caficultores a invertir más en sus fincas, lo que se ha visto reflejado en los niveles de rendimiento", dijo una fuente del Ihcafé.

Fue en la temporada 2007-2008 que Honduras reportó los niveles más altos de exportación en la historia de la caficultura nacional, logrando enviar al mercado internacional 4.427.990 quintales, generando la cantidad de US$463,9 millones.

Para esta cosecha, el Instituto Hondureño del Café proyecta que el valor exportado oscile entre US$550 y US$600 millones, ya que el precio por quintal ha superado el umbral de US$100.