Brasilia. Las actividades turísticas vinculadas al Carnaval deberán mover este año en Brasil cerca de 5.800 millones de reales (US$1.800 millones), de acuerdo con un informe divulgado hoy por la Confederación Nacional de Comercio (CNC).

     Según el documento, el sector de alimentos en bares y restaurantes representará el 57% de los ingresos, seguido por hoteles y transporte.

     A pesar de las expectativas, el volumen de los recursos ocupados en el Carnaval este año debe ser 5,7% menor al registrado el año pasado, lo que será el peor desempeño en los últimos tres años.

Las actividades turísticas que conforman los ingresos del turismo en el Carnaval 2017 son de alojamiento, alimentación, turismo, deportes y ocio, agencias de viajes, transporte por carretera, transporte aéreo y alquiler de coches.

     Para el economista de la CNC, Fabio Bente, la caída real de los ingresos será de 8,6%, ajustada por la inflación, la más alta de los últimos cinco años.

     "A pesar de la reciente tendencia de una menor variación en los precios de los servicios típicos de esta época del año, la disminución real de los ingresos hace necesario ajustar el presupuesto de las familias, a través de la postergación de gastos no esenciales, como el ocio", apuntó.

     Río de Janeiro es el estado que puede tener un mayor movimiento de recursos, estimado en 2.400 millones de reales (US$750 millones), seguido por Sao Paulo, con 1.500 millones de reales (US$470 millones).

     En conjunto, esos estados deben concentrar el 68% del movimiento económico durante el Carnaval.

     Otras plazas importantes para este evento son Minas Gerais y los estados del Noreste, Bahía, Ceará y Pernambuco.

     Las actividades turísticas que conforman los ingresos del turismo en el Carnaval 2017 son de alojamiento, alimentación, turismo, deportes y ocio, agencias de viajes, transporte por carretera, transporte aéreo y alquiler de coches.

     Este año, el Carnaval ocurrirá del 24 de febrero al 1 de marzo.