El director financiero del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, Federico Patiño, aseguró que los 98.000 millones de pesos (unos US$7.467 millones)que requiere de inversión el proyecto integral del nuevo aeropuerto de recursos públicos serán recuperados en un plazo de 20 años.

En conferencia de prensa, recordó que la obra contempla recursos privados por 71.000 millones de pesos (unos US$5.409,7 millones) y para la primera etapa, en el 2015, se requerirán unos 13.000 millones de pesos (unos US$990,5 millones).

“Buscaremos créditos de mediano y largo plazo en los mercados nacionales e internacionales, con la banca comercial o tenedores de bonos”, explicó. Se han logrado acercamientos con HSBC, Citi y con el Banco Interamericano de Desarrollo.

El directivo recordó que el proyecto “es autofinanciable y por sí solo genera el flujo suficiente para servir la deuda y recuperar la inversión del gobierno”. Los principales recursos a utilizar son los ingresos generados por el pago de Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA).

Patiño afirmó que a la fecha no se han contemplado los recursos que provendrán de la comercialización de las tierras colindantes a las instalaciones ni el potencial de la parte comercial, ya que en un aeropuerto que moviliza entre 30 y 40 millones de pasajeros se generan 45% de ingresos adicionales y en el actual aeropuerto apenas se alcanza 25 por ciento.

¿Hay mucho entusiasmo en el autofinanciamiento, pero el pago de las TUA se ha incrementado y ha causado incomodidad en las aerolíneas?, se le preguntó.

Hubo incrementos a principio de año, 40% para vuelos nacionales y 75% en internacionales. Era el aeropuerto más saturado del país y el más barato. Lo llevamos a los niveles de Guadalajara o Monterrey y este incremento no afectó a las empresas. El tráfico de enero junio se incrementó 9 por ciento.

Obras hidráulicas, las primeras. El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, indicó que la nueva terminal no será “una obra de relumbrón”, toda vez que existe la planeación suficiente para que tenga un alcance transexenal y en la primera etapa, que durará al menos cuatro años, se tendrán un par de pistas para uso comercial.

“Tenemos que empezar a trabajar desde ya en el aeropuerto. Es una obra que se está requiriendo en este país desde hace sexenios y por diversos motivos no se había hecho”, comentó.

En una primera fase, dijo que este año iniciarán con las primeras tareas de aplanamiento de terrenos y, sobre todo, con las actividades que realizará la Comisión Nacional de Agua, en la zona, que por su alta especificación serán prioritarias. Los detalles al respecto se ofrecerán esta mañana. Respecto de las primeras licitaciones sobre la obra civil, el encargado del proyecto, Manuel Ángel Núñez, adelantó que se publicarán en el primer semestre del 2015 para que inicien las construcciones ese mismo año.

“Este viernes se presentará el Paquete Económico 2015 y ahí se detallarán los recursos que solicitaremos a Hacienda para avanzar con la nueva terminal, por el momento no tengo más detalles”, refirió.