La Industria Nacional de Autopartes (INA) prevé romper récord, nuevamente, en la producción y exportación de este año, racha que se mantendrá positiva por lo menos hasta el 2021, una vez que entren en operación las nuevas plantas automotrices en México, proyectó Oscar Albín, presidente del organismo privado.

Hasta noviembre del 2014, el sector de autopartes registró un valor por US$75.628 millones, con el pronóstico de cerrar el año en cerca de US$82.000 millones, equivalentes a un crecimiento de 6% respecto del 2013.

El representante de las autopartes proyectó que en el 2015 el sector ascenderá a los US$85.000 millones, concentrando su venta en Estados Unidos con 90% de envíos, y el aumento de la producción estará soportado con el pleno funcionamiento de las tres nuevas plantas puestas en marcha el año pasado, entre ellas Nissan Aguascalientes 2, Honda y Mazda.

Aunque en el 2016, con la operación de Kia y Audi, las autopartes tendrán más auge con la demanda de las nuevas plantas, pues el reto es alcanzar la producción de US$100.000 millones.

La INA firmó un convenio con la Asociación Escandinava de Proveedores de la Industria Automotriz con sede en Suecia, que preside Fredrik Sidahl y que a decir de este empresario, “México representa un gran polo de desarrollo” en el ramo automotriz, pues si bien posee muchas armadoras, cuenta con pocos proveedores del nivel 1 y 2, en contraste con los países escandinavos.

Tras la firma, Oscar Albín mencionó que podrían llegar inversiones suecas, noruegas y finlandeses que oscilarían en US$1.000 millones para los próximos años, las que ayudarían a la expansión de la industria mexicana.

México debe emprender el trabajo de sustituir importaciones, y la llegada de empresas europeas sería una de las opciones para proveer a la industria automotriz. Con la demanda de las plantas armadoras japonesas se requieren proveedores de segundo nivel en piezas como arneses con mayor tecnología, que incluyan cables de cobre y aluminio.

El sector de autopartes vendió al exterior US$59.141 millones de piezas originales, de las cuales cerca de US$56.000 millones se destinaron a Estados Unidos, al ser el principal comprador de autopartes, luego de Japón y Alemania.

Para este año se prevé que México alcance la producción de 3.5 millones de autos y hacia el 2020 alcanzar los 5 millones, lo que sin duda representa una excelente oportunidad para que siga en aumento la industria de autopartes, aseveró el presidente de la INA.