Lima. El sector Construcción e Inmobiliario crecerá 4 % en el 2017, en paralelo al ritmo de expansión de la economía nacional, estimó hoy el presidente del Instituto de la Construcción y Desarrollo (ICD) de la Cámara Peruana de la Construcción, Ricardo Arbulú.

“Para el 2017 se estima un crecimiento del sector inmobiliario y construcción de alrededor 4%, que estará alineado con la estimación del crecimiento de la economía nacional”, declaró a la Agencia Andina.

Refirió que este crecimiento dependerá mucho de las acciones que logre el Gobierno Central destrabando los grandes proyectos de infraestructura que están entrampados.

“Dentro de esta cartera tienen una mayor preponderancia o peso específico las obras de infraestructura, como el aeropuerto de Chincheros, la ampliación del aeropuerto Jorge Chávez, la línea 2 del metro de Lima y los demás que conocemos”, agregó.

Tras la presentación del XI Informe Económico de la Construcción de la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco) indicó que se aprecian favorables expectativas de crecimiento para el 2017 en el sector inmobiliario.

"Se estima que el segmento A/B tendrá una mayor expansión inmobiliaria, debido a la posibilidad de retirar el 25 % de los fondos de las AFP, por la gran demanda insatisfecha y por las facilidades que brindan los bancos para los créditos hipotecarios”, dijo.

De esta manera, en el 2017 la actividad constructora tendría un despegue respecto al 2016, por cuanto en el periodo enero-octubre del presente año el sector construcción acumuló un decrecimiento de 2.34 %, según el XI Informe Económico de la Construcción de Capeco.

La FED y los créditos hipotecarios. De otro lado, refirió que ante la reciente alza de la tasa de referencia de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), que impacta en los mercados financieros globales, y la expectativa de mayores incrementos, hoy es el mejor momento para tomar créditos hipotecarios.

“La FED realizaría incrementos de manera periódica, cada seis meses, entonces actualmente es un buen momento para comprar una vivienda porque las tasas de interés están relativamente bajas para lo que se viene”, afirmó.

Asimismo, recomendó a las familias tomar los créditos en las monedas en que perciben sus ingresos para protegerse de la volatilidad del tipo de cambio.

“Definitivamente hay que tomar el crédito en la moneda que uno gana, si uno gana en dólares hay que endeudarse en dólares, si uno gana en soles entonces hay que financiarse en moneda local para no asumir riesgos cambiarios”, afirmó.

Indicó que una mayor reducción de las tasas de interés hipotecarias ayudaría a dinamizar el mercado de viviendas.

“Pero es un tema más complejo” porque depende de factores como el riesgo país y el fondeo de las entidades financieras, así como de la masificación de los créditos, anotó.

“Al tener mayor volumen de créditos esto permite bajar las tasas de interés, pero hay un problema de mucha informalidad en el Perú que no permite a los bancos masificar los créditos y generar mayores volúmenes de colocación, pero se espera que paulatinamente, en el tiempo, irán bajando las tasas de interés”, agregó.

Mercado atractivo. Finalmente, señaló que el mercado inmobiliario y constructor del Perú es más atractivo en la región debido a las mejores tasas de crecimiento.

Recientemente el Banco Central de Reserva (BCR) proyectó que la economía peruana crecerá 4 % en el 2016 y 4,3 % en el 2017, manteniendo el liderazgo en la región en cuanto a expansión económica se refiere.

“Muchas constructoras chilenas y españolas han venido al Perú porque sus economías están recesivas o complicadas. Por ejemplo, el crecimiento estimado del Perú es el doble que el de Chile”, puntualizó Arbulú.