La Paz. El proyecto boliviano de contar con un tren que conecte el oceáno Atlántico con el Pacífico desde Perú hasta Brasil excluye a Chile por "política estatal", informó hoy el ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda de Bolivia, Vladimir Sánchez.

Explicó en conferencia de prensa en la ciudad de La Paz, que el proyecto de ferrocarril que promueven Perú y Brasil con financiamiento chino es distinto al que busca desarrollar Bolivia, aunque también pretende unir los océanos Atlántico y Pacífico.

El trazo del proyecto boliviano contempla desde el puerto de Santos (Brasil), ingresar a territorio boliviano por Puerto Suárez (este), pasar por los municipios de Santa Cruz, Montero y Bulo Bulo, hasta llegar al altiplano de La Paz para salir a Perú y terminar en Puerto Ilo (Perú).

Por el contrario, el plan peruano abarca un trazo que va de Antofagasta (puerto norteño de Chile) a Santos (Brasil), y pasa por Argentina y Paraguay.

"Son dos proyectos distintos y aún no se han concretado. En el peruano recién comenzarán los estudios, en tanto que el boliviano presentará su proyecto a fines de este año", aseveró el ministro.

La ruta del denominado Corredor Ferroviario Bioceánico Central promovida por Bolivia aún está a debate, como lo mencionó recientemente el presidente Evo Morales.

"El proyecto boliviano establece la implementación de un tren que soporte 27 toneladas por eje, permita una velocidad de 100 kilómetros por hora, con carga y 150 pasajeros", explicó.

Sánchez aseveró que el gobierno boliviano pretende exportar menos por los puertos chilenos de Arica e Iquique, que le pertenecieron, y potenciar así el puerto peruano de Ilo, del cual tiene privilegios Bolivia por cesión del vecino país.

El plan nacional "tiene el tramo más corto que nos permite unir el Pacífico con el Atlántico, y al disminuir la longitud de la línea, disminuyen también los costos", indicó.

El funcionario anunció que a fines de diciembre se concluirán los estudios referentes a la construcción de la línea base del tren Atlántico-Pacífico.

Los cuatro estudios presentan un avance del 70% y se concluirán el 31 de diciembre.