Un proyecto de ley impulsado por cinco gremios aeronáuticos y diputados de distintas agrupaciones de centroizquierda de Argentina fue presentado a objeto de derogar dos decretos del gobierno de Carlos Menem que permiten a empresas extranjeras operar en el mercado de cabotaje argentino.

La medida busca resguardar a las aerolíneas locales que ya operan las rutas aéreas del mercado argentino y se origina tras el interés manifestado por la uruguaya Pluna para operar vuelos dentro del mercado doméstico de Argentina, o de cabotaje. Varios gremios alertaron sobre el riesgo que implica para el futuro de las aerolíneas locales que se radiquen firmas extranjeras.

Por eso, la medida busca beneficiar a las aerolíneas que vuelan dentro del territorio argentino, esto es Aerolíneas Argentinas, Austral, Andes, Sol y LAN. Esta última compañía, de capital chileno, no se vería afectada de concretarse la iniciativa, ya que el proyecto no tiene carácter retroactivo, de acuerdo a Página 12.