Lima. Los proyectos de inversión en hidrocarburos en el Perú suman US$21.378 millones para el periodo 2017-2018, señaló la socia líder de Energía de la firma consultora EY, Beatriz De la Vega.

“Esta cartera de proyectos representa una gran oportunidad para el país, inversiones que en parte esperan avanzar por temas de permisos, estudios ambientales, aspectos sociales, pero con un impulso tendrían un impacto importante en la recaudación y el PBI del país”, declaró a la Agencia Andina.

Indicó que este monto comprende los proyectos en “upstream” por US$8.200 millones, en “midstream” por US$5.200 millones y “downstream” valorizados en US$7.978 millones.

Refirió que el precio del barril de petróleo se incrementó de los US$29,42 el barril West Texas Intermediate (WTI) que cotizaba en enero de 2016 a US$52,42 en enero 2017, y el 16 del presente mes el barril llegó a cotizar los US$63,88.

Así lo manifestó durante su presentación: Panorama de la industria de los hidrocarburos en el Perú, en la conferencia internacional sobre el sector, organizado por la firma consultora EY.

Inversiones upstream. Las operaciones “upstream” están referidas a la exploración y producción y comprende la exploración y desarrollo del lote Z-38 a cargo de Karoon (US$3.000 millones), la exploración y producción de diversos lotes a cargo de Frontera Energy (US$2.200 millones), que están en espera.

También la exploración del lote 58 por la petrolera china CNPC (US$1.300 millones), la exploración del lote 108 por Pluspetrol (US$400 millones) y la producción de lote 64 por Geopark con una inversión de US$150 millones, que también se encuentran en espera.

“Esta cartera de proyectos representa una gran oportunidad para el país (...) con un impulso tendrían un impacto importante en la recaudación y el PBI del país”. Beatriz De la Vega.

La inversión por US$1.000 millones para las operaciones de sísmica y perforación del lote 57 a cargo de CNPC y Repsol, ya se encuentran en curso.

Mientras que está por iniciar la exploración de los lotes off-shore Z-61, Z-62 y Z-63 a cargo de Andarko por US$150 millones.

“También hay cinco lotes adicionales que están por adjudicarse a la empresa de capitales ingleses Tullow Oil, gracias a la labor de Perupetro, en la promoción de la inversión privada en el sector”, dijo De la Vega. 

Inversiones midstream. Este tipo de operaciones se refieren al transporte, almacenamiento y comercialización al por mayor de los hidrocarburos, y comprenden el gasoducto al centro y norte del país (3.300 millones) y el "overhaul" (modernización) del oleoducto Norperuano (US$1.900 millones), ambos proyectos se encuentran en espera.

Respecto al proyecto del Gasoducto Sur Peruano, refirió que la construcción contaría con un avance de casi el 31%, pero el proyecto estará a la espera de nueva licitación y no se ha considerado el monto de la inversión estimada aún.

Inversiones downstream. Estas operaciones comprenden el refinamiento, procesamiento, comercialización y distribución de los hidrocarburos, y comprenden la modernización de la Refinería de Talara a cargo de Técnicas Reunidas (US$5.400 millones), la modernización de la Refinería de La Pampilla por Repsol (US$1.000 millones), ambas en curso.

También la masificación del gas natural en Lima y Callao por Cálidda (US$538 millones), la masificación del gas natural en Ica por Contugas (US$325 millones), ambas inversiones también en curso.

Asimismo, la concesión del gas natural en Piura a cargo de Gasnorp que se encuentra en espera (US$240 millones) y la masificación del gas natural en las regiones centrales que se encuentra suspendido (US$350 millones).

Asimismo, la planta de licuefacción y regasificación de gas natural a cargo de Clean Energy (US$75 millones) y el nuevo terminal de combustibles del puerto de Ilo a cargo de Felguera I.H.I.S.A (US$50 millones), ambas inversiones en curso.