La Habana. PSA International de Singapur firmó un contrato para administrar la terminal de contenedores que se está construyendo en el puerto cubano del Mariel, que se convertirá en el centro de carga más importante de la isla, dijeron fuentes cercanas al proyecto.

La terminal forma parte de un plan más amplio para desarrollar la bahía del Mariel, a unos 45 kilómetros al oeste de La Habana, que será un centro para la industria ligera.

PSA International ganó una licitación el pasado año y había estado en negociaciones desde entonces con la Zona de Desarrollo Integral del Mariel, una subsidiaria de la firma militar cubana Almacenes Universales S.A.

Las fuentes dijeron esta semana que el acuerdo firmado fue para administrar el puerto pero no implica inversiones por parte de la compañía de Singapur.

La Bahía del Mariel es una de las mejores de Cuba situada a lo largo de la costa norte de la isla y su puerto estará destinado a sustituir al de La Habana.

No hay detalles disponibles acerca del acuerdo, pero las fuentes dijeron que PSA International participa ahora activamente en la planificación de la terminal, que está prevista para inaugurarse en el 2014 cuando buques más grandes puedan comenzar a cruzar el Canal de Panamá.

En el Mariel se está ampliando la profundidad del puerto para permitir la entrada de barcos de gran porte y calado para la transportación.

La empresa de Singapur opera varios puertos en todo el mundo, incluyendo Panamá y Argentina.

Proyecto. La terminal del Mariel, que contará inicialmente con 700 metros de manga, tiene una ubicación ideal para manejar cargas de los Estados Unidos si se levantara finalmente el embargo comercial de Washington.

Además va a recibir las exportaciones de alimentos estadounidenses que llegan a la isla en virtud de una enmienda del año 2000 que flexibiliza las restricciones a La Habana.

Cuando el proyecto se complete en el 2022, el Mariel contará con facilidades para el desarrollo y la exploración de petróleo en aguas profundas cubanas, que además incluye la terminal de contenedores y condiciones para la carga de mercancías y alimentos.

También contará con una Zona Especial de Desarrollo Económico para la industria ligera y de almacenamiento, según las fuentes.

Brasil se ha comprometido hasta la fecha con una inversión de US$800 millones para la construcción del puerto, que está en marcha con la colaboración del grupo Odebrecht, la firma más grande de construcción e ingeniería del país sudamericano.

El principal asesor de la presidencia de Brasil, Marco Aurelio García, visitó el Mariel en marzo y se reunió con el presidente cubano, Raúl Castro. En junio el ex mandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva recorrió también las obras.

García dijo que ya se habían desembolsado US$400 millones y que se aprobaron otros US$200 millones de los US$800 millones que se han prometido.

El funcionario dijo también que se está estudiando un préstamo adicional.

En el puerto de Mariel podrían acceder buques de unos 15 metros de calado, en comparación con los barcos de 11 metros de calado que pueden arribar a la bahía de La Habana.

La terminal del Mariel tendrá una capacidad inicial de 850.000 a 1 millón de contenedores, en comparación con los 350.000 que posee La Habana.

Los planes para el cierre de todas las operaciones del puerto de La Habana y una refinería de petróleo están destinados a convertirla en un área de recreación, por contar con excelentes edificaciones con vista al mar.