París. El grupo automovilístico francés PSA Peugeot Citroen anunció este jueves que ensamblará en Kazajistán varios miles de vehículos anuales de diferentes modelos de Peugeot gracias a un acuerdo con su socio local Agromash Holding.

El contrato prevé el ensamblaje a partir de junio de este año, de cuatro modelos de Peugeot (301, 3008, 508 y Partner), inicialmente con una cadencia de 4.000 unidades anuales, que "en un futuro próximo" debería superar las 10.000 por año, explicó PSA en un comunicado.

El proyecto podría suponer la creación de más de 300 empleos en Francia y 150 en Kazajistán, señaló el fabricante francés, que añadió que Peugeot comercializará también en ese país asiático sus Peugeot 408 enteramente producidos en su fábrica rusa de Kaluga.

El director de PSA para Rusia, Ucrania y otras antiguas repúblicas de la Unión Soviética, Bernd Schantz, destacó que "este proyecto en Kazajistán representa una etapa importante" para el desarrollo de su grupo en la Comunidad de Estados Independientes (CEI).

Schantz destacó que la CEI, con Asia y Latinoamérica "constituye una región de desarrollo prioritario" para la compañía francesa, que con este contrato "ampliará y diversificará su presencia en la región al disponer de una base industrial".

Con ella espera servir a sus filiales en Rusia y Ucrania, así como a sus importadores en Azerbaiyán, Bielorrusia y Moldavia.