El diario USA Today informó que todos los espacios publicitarios para el Super Bowl de este año ya están vendidos y que la extensión de 30 segundos alcanzó un precio de US$3,5 millones.

Según señaló, Seth Winter, vicepresidente de ventas y mercadeos del área deportiva de CBS, televisora que transmitirá el juego por el campeonato de la NFL, todos los espacios fueron vendidos antes del día de acción de gracias.

Winter agregó que habrá más anuncios “largos”, de 60 segundos o más, que los tradicionales de 30 segundos.

Las publicidades de carros serán las que más se repetirán durante el partido. Habrá anuncios de Toyota, Hyunda, Kia y Volkswagen, todas las cuales tuvieron ya un espacio en el Super Bowl del año pasado.

De igual forma, General Motors compró cinco espacios distintos, cuatro para su camioneta Chevy y una para el carro Cadillac. Doritos también estará presente.

Las publicidades que se transmiten durante el Super Bowl son todas hechas especialmente para el evento y tienden a ser muy esperadas por el público debido a su originalidad.

La más popular del año pasado fue una de Volkswagen en la que un niño disfrazado de Darte Vader pretendía prender un vehículo de la marca utilizando “la fuerza”.