El puerto de Ilo se va configurando como la puerta de salida e ingreso del megaproyecto del tren bioceánico y uno de los pasos fue dado en Lima con el acuerdo para su potenciamiento con el destino y manejo de cada vez mayores cantidades de carga boliviana. Paralelamente, los interesados en la iniciativa se van sumando y ahora España expresó su interés.

El ministro de Obras Públicas, Milton Claros, informó que en la reunión del gabinete binacional Bolivia-Perú se terminó afianzando la decisión de fortalecer ese puerto  con iniciativas como el acuerdo de la Empresa Administradora de Servicios Portuarios de Bolivia ( ASPB) con su similar peruana para “la administración del tema portuario en Ilo”.

Hasta el momento Perú, Paraguay, Uruguay, y Brasil, de éste último país resta la ratificación gubernamental, están incluidos en el emprendimiento al que recientemente volteó su mirada Argentina, vía Jujuy. Suiza y Alemania están interesados en el financiamiento y ahora España pide sumarse al proyecto.

Justamente en la declaración firmada en Lima por los presidentes Evo Morales y Pedro Pablo Kuczynski, el viernes, se establece el compromiso de “promover la utilización y el desarrollo del puerto de Ilo a través de alianza estratégicas, a objeto de impulsar las importaciones y exportaciones de carga desde y hacia Bolivia”.

La administración boliviana en distintos momentos expresó su interés en la migración de la carga de exportación e importación de puertos chilenos a peruanos debido al perjuicio que ocasiona al comercio los recurrentes paros de trabajadores de puertos y aduaneros chilenos que dejan a miles de camiones parados en los límites de frontera o en los puertos.

No obstante esta medida no es aislada sino que está conectada al megaproyecto del tren bioceánico que alienta Bolivia y que también fue parte de la agenda de acuerdos de la reunión de Lima. “Poder llevar la mayor cantidad de carga que se pueda a través de Ilo para posteriormente pensar en un crecimiento del puerto como tal que también se enlaza directamente con el proyecto bioceánico”, explicó.

Hasta el momento Perú, Paraguay, Uruguay, y Brasil, de éste último país resta la ratificación gubernamental, están incluidos en el emprendimiento al que recientemente volteó su mirada Argentina, vía Jujuy. Suiza y Alemania están interesados en el financiamiento y ahora España pide sumarse al proyecto.

El embajador español Enrique Ojeda expresó el interés de su Gobierno en el megaproyecto que busca unir los océanos Atlántico-Pacífico a través de Bolivia para llegar a los mercados de Asia. “Nos manifestaba su interés para ser tomados en cuenta, es algo muy positivo”, reveló Claro en una entrevista con el canal estatal Bolivia Tv.