Buenos Aires. Los puertos argentinos permanecen este miércoles paralizados por la reclamación de los recibidores de granos, que exigen un incremento salarial del 45% y una suma de 5.000 pesos (US$612) por única vez, informaron a Efe fuentes sindicales.

El secretario general de la Unión de Recibidores de Granos y Anexos (Urgara), Alfredo Hugo Palacio, declaró que el paro en los puertos por 24 horas "es por la falta de respuesta del Centro de Exportadores de Cereales y la Cámara de Puertos Privados para dar una solución al conflicto salarial".

Palacio explicó que "ya se cumplió el plazo de cinco días hábiles" que acordaron darle a ambas cámaras con el Ministerio de Trabajo y "aún no hay respuesta".

Según detalla el representante de Urgara, el reclamo es por el cumplimiento "del Convenio Colectivo de Trabajo n° 407/05" y para que se otorgue un "aumento salarial del 45% y la suma no remunerativa de 5.000 pesos (unos US$612), por única vez, de anticipo por la negociación salarial".

Desde el gremio sostuvieron que "se paralizarán por 24 horas, como consecuencia de la medida de fuerza, los embarques en diferentes puntos del país, entre ellos, los puertos bonaerenses de Quequén y Bahía Blanca, y el puerto de Rosario, entre otros".

Urgara agrupa a los trabajadores que intervienen en la cadena de comercialización de granos, verificando y determinando la calidad de los cereales y los subproductos.