Panamá. La ampliación del Canal de Panamá, que se espera comience a operar en el primer semestre de 2015, ha llevado a empresas administradoras de puertos de Latinoamérica a realizar inversiones millonarias para mantener la competitividad, afirmaron hoy fuentes vinculadas al sector.

El director comercial de la Sociedad Portuaria Regional del puerto de Cartagena (SPRC), Giovanni Benedetti, dijo este miércoles que invertirán US$400 millones en los próximos tres años para duplicar la capacidad de manejo del puerto, actualmente de 2,5 millones de TEU (contenedores de 20 pies).

"Venimos invirtiendo para esta realidad desde que se anunció el proyecto de ampliación (...) estamos convencidos de que Cartagena se verá mucho más favorecido con las rutas asiáticas migrando del Pacífico al Atlántico colombiano, porque estas grandes naves están buscando la costa este de Estados Unidos", señaló Benedetti.

Benedetti, junto a otros expertos internacionales que participan en la capital panameña en el XI Congreso Panamá Marítima Internacional, analizó este miércoles en el foro el tema: "¿Qué significa el Canal ampliado para el comercio internacional".

Expresó que en el puerto de Cartagena cuentan con un plan maestro de desarrollo ceñido a las características técnicas de la ampliación del Canal, lo que les permitirá recibir naves pospanamax de 14.000 TEU, y en un plazo de ocho años manejar cerca de 100 millones de toneladas de carga, más del doble de los 40 millones actuales.

No obstante, Benedetti planteó que con la ampliación del Canal de Panamá también existen interrogantes en materia comercial, que giran en torno a los principales actores del mercado marítimo internacional, por lo que habrá que estar vigilante a las tendencias del patrón de circulación marítima a largo plazo.

Por su parte, Carlos Urriola, vicepresidente del puerto Manzanillo International Terminal (MIT) en la ciudad panameña de Colón, señaló que la empresa hará una inversión solo este año de US$270 millones para poder recibir a los barcos pospanamax.

"La ampliación (del Canal) nos permitirá competir con otras rutas, como la del Canal de Suez, aunque Panamá como producto comercial marítimo cuenta con puertos en ambos lados, carreteras y un ferrocarril, que no tiene nadie actualmente", señaló Urriola.

Expresó que la inversión también incrementará el número de buques que son atendidos en el Puerto de Manzanillo, actualmente de 250 por mes, y todo el movimiento logístico del terminal, sin dar precisiones.

Urriola resaltó que más allá del tema de la ampliación, los puertos panameños debe mantenerse competitivos, por lo que además de acometer nuevas inversiones deben manejarse de forma eficiente.

En Panamá funcionan una veintena de puertos, los más importantes Manzanillo, Colon Container Terminal (Evergreen) y Panamá Ports (Hutchison- Whampoa), todos en Colón, y el de Balboa, en la capital panameña.

La conferencia "Panama Maritime XI" fue instalada anoche y culminará el jueves, centrada en analizar las oportunidades que se presentan en el negocio de los envíos y las organizaciones de logística con la ampliación del Canal de Panamá.

El proyecto de ampliación del Canal de Panamá contempla un presupuesto de al menos US$5.250 millones y busca duplicar la capacidad de transporte de carga de la vía acuática de 300 a 600 millones de toneladas al año.

La construcción del tercer juego de esclusas está a cargo del consorcio Grupos Unidos por el Canal (GUPC), liderado por la española Sacyr.