Herzogenaurach. La empresa alemana de indumentaria deportiva Puma dijo este lunes que esperaba aumentar sus ganancias operativas en otro tercio en 2018 y elevar sus ventas en un 10% tras reportar sólidos ingresos y utilidades en el cuarto trimestre, ayudados por la fuerte demanda de sus zapatillas.

Puma, que todavía está muy por detrás de su rival alemán Adidas y del líder del mercado Nike, ha crecido en los últimos años al centrarse en áreas como el fútbol, el "running" y los deportes de motor, además de su negocio femenino al asociarse con la cantante Rihanna.    

Las acciones de la firma alemana, que anunció el viernes planes para distribuir un único dividendo de 12,50 euros (US$15,31) por acción por 2017, subían un 0,4% a las 1116 GMT.    

Puma, que ha estado invirtiendo fuertemente en patrocinio en el fútbol, en equipos como el Arsenal y el Borussia Dortmund, anunció un acuerdo este lunes con el AC Milan, que estuvo vinculado por varios años con Adidas.    

Puma informó que sus ganancias trimestrales antes de intereses e impuestos (EBIT) se duplicaron con creces a 30 millones de euros (US$37,8 millones de dólares).

A principios de este mes, Puma acordó además una asociación con la federación de fútbol de Senegal, ​​elevando a tres el número de equipos que patrocinará en la Copa del Mundo de este año, junto con Suiza y Uruguay.    

Puma informó que sus ganancias trimestrales antes de intereses e impuestos (EBIT) se duplicaron con creces a 30 millones de euros (US$37,8 millones de dólares), mientras que sus ventas aumentaron un 14,5% a 1.040 millones de euros (US$1.273 millones), en general en línea con las previsiones de los analistas.    

El crecimiento de sus ventas fue particularmente fuerte en su principal negocio de calzado, al crecer hasta un 19% tras ajustes cambiarios.