Las declaraciones de insolvencia de empresas españolas aumentaron 21% en el primer trimestre, respecto del mismo periodo del año pasado, totalizando 1.665, según informó la auditora PriceWaterhouseCoopers.

Los sectores en los que más concursos de acreedores se iniciaron fueron los de la construcción (433), inmobiliario (292) y servicios (234), que en conjunto superan el 60% del total, según publica la agencia de noticias DPA.

Esas cifras surgen según un recuento efectuado en base a informaciones del Boletín Oficial del Estado (BOE).

Por regiones, la que registró un mayor incremento fue Galicia, con 93%, seguida de Cantabria, con 83%, y Castilla La Mancha, con 75%.

También el número de empleados afectados por las declaraciones de insolvencia, según PriceWaterhouseCoopers, aumentó 8% por un total de 2.566 personas, lo que hace suponer que fueron sobre todo empresas pequeñas las que iniciaron un concurso de acreedores.

Al presentar las cifras, la empresa auditora dijo prever que en 2012 se mantenga una elevada actividad concursal, "alejando cualquier signo de recuperación".