Santo Domingo. El dobierno dominicano dijo que en un tiempo "muy prudente" se producirán importantes anuncios sobre las conversaciones que sostiene con la minera Barrick Gold en torno a la revisión del contrato que autoriza a la empresa canadiense a explotar una mina de oro y plata en el país.

El ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, y el portavoz del Gobierno, Roberto Rodríguez Marchena, expresaron por separado a medios de prensa el interés de las autoridades en llegar a un rápido acuerdo con la multinacional.

"Pronto sabremos si habrá humo blanco o humo negro", expresó Montalvo, tras varias reuniones entre funcionarios y ejecutivos de Barrick Gold.

En términos similares se expresó el portavoz de la Presidencia, Rodríguez Marchena, quien advirtió que una negociación de esa magnitud requiere ser conducida de manera "delicada" para lograr su completa realización.

"Desde el inicio del gobierno ha habido contacto con esta empresa extranjera, porque se ha decidido llevar y conducir esto de la manera más discreta y tranquila posible para que pueda tener éxito", afirmó el funcionario.

Rodríguez Marchena dijo, además, que el presidente dominicano, Danilo Medina, valora "enormemente" la inversión extranjera en el país.

"De modo que en esto nosotros (el gobierno) debemos estar tranquilos, porque es mucho lo que está en juego, aquí la pasión y cualquier exaltación pudiera perjudicar la negociación, porque el proceso tiene que terminar de manera amigable", apostilló el portavoz presidencial.

El martes pasado, las autoridades aduaneras dominicanas permitieron la salida de un embarque de oro y plata que había retenido a Barrick Gold por irregularidades en su declaración, que conllevaron, sin embargo, la aplicación de una multa de US$23,2 millones a la multinacional canadiense.

La Dirección General de Aduanas precisó que las irregularidades que se detectaron en el proceso de verificación de los documentos fueron precalificadas y que se mantiene el proceso abierto para asegurar, en una segunda fase, que el contenido de los embarques especificados por la empresa se correspondan con los datos declarados.

Ese fue el más reciente incidente entre el gobierno dominicano y Barrick Gold, luego de que el presidente Medina emplazara el mes pasado a la minera a sentarse a renegociar el contrato de explotación de oro y plata, ya que el gobierno considera que el mismo es perjudicial.

Medina dijo que si en un "tiempo razonable" Barrick Gold no acepta su propuesta, enviará al Congreso Nacional (bicameral) un proyecto de ley que de aprobarse aplicaría un impuesto sobre los ingresos inesperados de las compañías que explotan materiales en el país.