La Habana. El Reino Unido celebró este viernes la participación de la firma británica Esencia Hotels and Resorts en un proyecto aprobado por las autoridades turísticas de Cuba para desarrollar un "golf resort" en la isla por valor de US$350 millones.

El embajador del Reino Unido en Cuba, Tim Cole, dijo en una nota divulgada a la prensa este viernes en La Habana que se trata de "la mayor inversión británica en la isla en más de una década y de un gran paso de avance" para la relación comercial entre ambos países.

"Espero que podamos mantener este impas positivo y que continuemos fortaleciendo el comercio bilateral y la inversión", añadió el diplomático.

Durante la Feria Internacional del Turismo de Cuba celebrada a principio de este mes en el balneario turístico de Varadero, el ministro del Turismo de la isla, Manuel Marrero, anunció que el grupo estatal cubano Palmarés y la firma del Reino Unido Esencia Hotels and Resorts acordaron constituir una empresa mixta.

El proyecto que construirán a unos 15 kilómetros de Varadero se extenderá a lo largo de 170 hectáreas e incluye el desarrollo de un campo de golf de 18 hoyos, un hotel de lujo y una comunidad de unos 650 apartamentos, 200 residencias, un centro comercial y un club con campo de tenis, spa y una asociación de yates.

"Este es el primero de varios proyectos similares que podrían seguirse teniendo en cuenta el interés del Gobierno cubano de darle al golf un lugar prominente en la industria turística del país", apuntó el diplomático británico.

El gobierno de Cuba prevé al menos 11 desarrollos inmobiliarios asociados al turismo de golf en toda la isla, según datos del Ministerio de Turismo.

Con ese propósito, en la isla se ultima una legislación para iniciar la comercialización y construcción de proyectos inmobiliarios asociados a campos de golf, una de las apuestas de la isla para potenciar y diversificar su oferta turística.

El turismo se considera un sector estratégico para la economía de Cuba y representa el segundo capítulo de ingresos para el país, que en 2012 recaudó más de US$2.600 millones por este concepto.

La isla caribeña recibió en 2012 a más de 2,8 millones de turistas extranjeros, un 4,5% más que en 2011, y espera superar este año los 3 millones de visitantes internacionales.