Reuters. El superávit global de café se reducirá en la temporada 2018/2019 a 3,2 millones de sacos de 60 kilos debido a menores expectativas de producción en Brasil, dijo este miércoles en un reporte Rabobank.

La estimación representa una baja respecto frente la previsión anterior de un exceso de 4,1 millones de sacos de café para 2018/19. El banco también actualizó su estimación para el ciclo 2017/18 y ahora prevé un déficit global de 2,6 millones de sacos en lugar de 4,1 millones de sacos de café.

El superávit para el próximo ciclo agrícola será en su totalidad de café arábiga, dijo Rabobank, ya que prevé que los suministros globales de la variedad robusta alcancen un equilibrio con la demanda en 2018/2019. La cifra se compara con déficit de 2,1 millones de sacos de café robusta y con la brecha de 500.000 sacos de café arábiga en 2017/18, indicó la entidad.

"Puesto que se espera que la demanda interna de Brasil siga cambiando hacia la variedad robusta, se espera que el enorme superávit de café arábiga para exportación genere presión en el mercado en el corto plazo", sostuvo Rabobank.

"Sin embargo, el rango más alto de las estimaciones de producción podrían ser demasiado optimista", aseveró.

Además de reducir sus estimaciones sobre la producción de café de Brasil en 2018/19 previamente este mes a 56,8 millones desde el cálculo anterior de 59 millones de sacos, Rabobank también bajó sus previsiones sobre la cosecha en 2017/18 de Indonesia, Uganda y Papúa Nueva Guinea, al tiempo que elevó las proyecciones para Nicaragua y Etiopía.