Mejores profesores, mejores alumnos y mejor investigación. Ésa es la combinación que vale oro en enseñanza universitaria. Y la que buscan todas las casas de estudios superiores chilenas para ofrecer más calidad a sus alumnos y así competir por las matrículas, que en 2009 crecieron en más de 30% en el total del sistema universitario de pregrado chileno.

Y es que la variedad en un país con cada vez más altos niveles de acceso a la educación superior y 58 universidades es amplia.

Desde 1980, año en que se promulgó la ley que permitió la creación de nuevas universidades -hoy conocidas como privadas-, el sistema chileno se ha teñido de una fuerte competencia, en la que todas las instituciones, sobre todo las más jóvenes y por lo tanto más flexibles-,aumentan sus presupuestos, mejoran sus programas y crecen en infraestructura y en oferta académica para ir adecuándose a una demanda creciente.

La segunda versión del Ránking de Calidad de las Universidades Chilenas, preparado por AméricaEconomía Intelligence que ahora tiene en sus manos, da cuenta de los esfuerzos competitivos que están desplegando las entidades de educación superior.

Y en los primeros dos lugares de la lista se ve el cambio más importante...

Para ver el ránking completo y descurbrir los resultados finales, haga click aquí.