Quito. Diego T. exsubgerente de Refinación de Petroecuador, procesado por el delito de delincuencia organizada que habría ocurrido al interior de la empresa pública Petroecuador, continuará con la prisión preventiva que pesa contra él desde el 12 de noviembre pasado.

Esa fue la decisión que adoptó, entre la tarde y noche del jueves último, el juez de Pichincha, Fabricio Carrasco, luego de varias horas de audiencia de revisión de medidas.

La defensa de Diego T. quien es uno de los siete investigados en este caso junto a los exgerentes de Petroecuador: Carlos Pareja Yannuzzelli, Álex Bravo y Marco C., solicitó al juez cambie la medida cautelar de prisión preventiva, para así permitir que su cliente se defienda en libertad.

El fiscal Franklin Bravo, quien dirige la investigación, argumentó en la diligencia que la medida de prisión preventiva debía permanecer para garantizar la presentación del involucrado en las distintas fases del proceso. Según él, en el allanamiento a la vivienda y al local comercial de Diego T. se encontró más de $260.000 en efectivo en cajas fuertes, al interior de copiadoras, en techos falsos del local comercial y en vitrinas.

Inicialmente Marco C., Diego T. y el contratista de Petreocuador Eduardo V. conformaron la lista de procesados en este caso. Luego de una audiencia de vinculación, realizada el 24 de enero pasado, al juicio se le sumaron Pareja Yannuzzelli, Bravo, el exasesor petrolero Arturo E. y José O., supuesto intermediario de las negociaciones ilícitas.

Hasta el momento han transcurrido 77 de los 120 días que durará la instrucción fiscal. Con la vinculación se le sumaron 30 días más a los iniciales 90 días dispuestos por el juez de flagrancia que formuló cargos por el delito de delincuencia organizada