Diez de un total de 35 localidades catamarqueñas relevadas a partir de la implementación del "Programa de profundización y ampliación de la oferta de áreas de interés minero" registraron resultados auspiciosos que justifican una inmediata "exploración en profundidad".

"La oferta minera catamarqueña estaba agotada y desactualizada, porque todos los proyectos que revestían algún interés ya estaban en producción, en análisis de factibilidad o en espera de financiamiento, y por eso se diseñó este programa para las áreas mineras, que abre un nuevo horizonte de posible inversión", dijo el secretario de Minería de la provincia, Rodolfo Amicone.

"La idea no sólo es ampliar la oferta minera sino también diversificarla, y en ese sentido, hicimos una primera selección de 40 bloques con indicios favorables, de los cuales ya llevamos estudiados 35, y 10 de ellos justifican una exploración en profundidad en el más corto plazo", agregó.

El gobierno provincial busca revertir la falta de inversiones, al incorporar y agregar a la oferta catamarqueña una serie de campos que hasta el momento estaban inexplorados.

En el marco de la mencionada iniciativa, para guiar el análisis de las distintas áreas vírgenes se estableció un conjunto de ejes temáticos con la intención de poder detectar minerales metalíferos como oro, plata, cobre, plomo, zinc, litio y potasio.

Un segundo grupo apunta a descubrir recursos no metalíferos, energéticos y rocas de aplicación como puzolanas, calizas, carbonato de sodio y grafito de alta cristalinidad y pureza.