Ya la noticia no es qué falta, sino qué aparece en los anaqueles. Y es que esta semana, el abastecimiento de harina precocida de maíz y margarina mejoró en forma considerable en comparación con el resto del mes.

Ambos productos se observaron ayer jueves en por lo menos cuatro de seis establecimientos visitados por El Mundo Economía y Negocios. En algunos establecimientos -como el Madeirense de Chacaíto- permitían llevar hasta cuatro kilos de harina y dos potes de margarina por persona.

El pollo es otro producto que se observó en las neveras y que casi todos los consumidores tenían en sus carritos y en las cantidades que les permitían llevar.

Eso sí, las colas en todos los comercios en los que tenían ambos productos eran largas, aunque la entrega no generó carreras por parte de los consumidores.

“Qué suerte; hay pollo, harina y margarina”, comentó una señora que hacía cola para pagar su compra en el local.

Carne en el limbo

Pero la carne, especialmente la de primera, brilla por su ausencia en casi todos los canales de comercialización. En ninguno de los supermercados de cadena -públicos y privados- tenían los cortes de primera. En Unicasa Candelaria y el Pdval Sarría había carne de segunda; en el primero la venden a 70 bolívares el kilo (US$11), mientras que en Pdval en 18,46 bolívares (US$2,9).

En el mercado Guaicaipuro apenas estaban recibiendo carne ayer al mediodía; la comenzarán a vender hoy, pero los carniceros dudan que les alcance para trabajar todo el sábado. “Tenemos toda la semana parados porque no teníamos carne. Nos acaba de llegar, pero nos entregaron apenas dos reses por puesto; eso alcanza para mañana (hoy) y alguito para los combos del sábado”.

En el establecimiento venden la carne fiscalizada en combos de cinco kilos (dos de primera, dos de segunda y uno de tercera).

En contraste, los carniceros del mercado de Chacao y de algunos frigoríficos capitalinos, tenían carne ayer. “Está llegando poca y cara”, dijo el dueño de un puesto en ese mercado municipal, donde manifestaron que están pagando 80 bolívares (US$12,6) por el kilo de carne en canal; “si no los pago no me despachan”. Otros comerciantes aseguraron que están trabajando con carne prestada de puestos amigos. “A mí no me despacharon, me dijeron que mañana; mi vecino me prestó un poco para que pueda trabajar hoy y se la devuelvo cuando me llegue”.

El aceite vegetal , la leche en polvo y la harina de trigo siguen sin reaparecer en los anaqueles; apenas se observaron en uno de los locales visitados.

Siguen en alza

Los precios de los vegetales siguen como en un ascensor. Esta semana se disparó el precio de la cebolla, que está entre 86 bolívares (US$13,6) (Madeirense) y 100 bolívares (US$15,8 en municipal de Chacao) el kilo, 45% más que la semana pasada, cuando estaba entre 60 bolívares (US$9,5) y 67 bolívares (10,6) el kilo; a excepción del Bicentenario que la semana pasada la vendía a 40 bolívares (US$6,3) el kilo.

El precio de la zanahoria también sigue subiendo, aunque esta semana hay diferencias sustanciales, dependiendo del canal donde se adquiera, pues oscila entre 55 bolívares (US$8,7 en Guaicaipuro) y 95 bolívares (US$15 en Unicasa) el kilo. Y los precios de los ingredientes para elaborar sopas, cremas y sancochos no ceden, como es el caso de la auyama.

Por el contrario, el precio del tomate retrocedió un poco, al promediar esta semana 35 bolívares (US$5,5) el kilo, la pasada promedió 38 bolívares (US$6).